x

Biblia Online

Anuncios



Gálatas 5 - Biblia Jünemann Septuaginta en español

Estad firmes en la libertad

1. En la libertad, pues, con que Cristo nos ha libertado, afirmaos; y no de nuevo seáis a yugo de servidumbre sujetos.

2. He aquí yo, Pablo, dígoos que, si os circuncidáis, Cristo a vosotros nada aprovechará;

3. y testifico de nuevo a todo hombre que se circuncida; que deudor es de toda la ley hacer.

4. Estáis borrados de Cristo, los que en ley sois justificados: de la gracia habéis caído.

5. Pues nosotros, por Espíritu, por fe, esperanza de justicia aguardamos;

6. pues en Cristo, ni circuncisión algo vale, ni prepucio, sino fe, por caridad obrando.

7. Corríais bellamente; ¿qué os estorbó de la verdad no persuadiros?

8. La persuasión(a) no del que os llama.

9. Pequeña levadura toda la masa leuda.

10. Yo confío en vosotros que ninguna otra cosa habéis de sentir; pero el que os perturba, llevará el juicio, quienquiera que él fuere.

11. Y yo, hermanos, si la circuncisión todavía predico ¿por qué todavía soy perseguido? luego ha cesado el escándalo de la cruz(b).

12. Ojalá también cortados fuesen los que os conturban.

13. Pues vosotros a libertad habéis sido llamados, hermanos; sólo que no(c) la libertad en ocasión a la carne; empero por la caridad servíos unos a otros.

14. Pues toda la ley en una palabra cumplida está: en la de: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.

15. Pero, si unos a otros mordéis y devoráis, mirad no seáis unos de otros consumidos(d).

Las obras de la carne y el fruto del Espíritu

16. Y digo: en espíritu caminad, y concupiscencia de carne no satisfagáis, no.

17. Pues la carne codicia contra el espíritu, y el espíritu contra la carne; pues éstos entre sí se oponen; para que, no lo que queráis, esto hagáis.

18. Pero, si de espíritu sois llevados, no estáis bajo ley:

19. Que manifiestas son las obras de la carne; las que son: ramería, inmundicia, libertinaje;

20. idolatría, hechicería(e), enemistades, contienda, celo, iras, riñas, disensiones, herejías,

21. envidias, homicidios, ebriedades, bacanales y lo semejante a esto; lo cual os declaro, según antes he dicho: que los que lo tal hacen; reino de Dios no heredarán.

22. Pero el fruto del espíritu es: caridad, gozo, paz, longanimidad, benignidad, bondad, fe,

23. mansedumbre, continencia, (temperancia, castidad). Contra las cuales cosas no es la ley.

24. Pero los de Cristo Jesús, la carne han crucificado con las pasiones y las concupiscencias.

25. Si vivimos de espíritu, en espíritu también andemos.

26. No nos hagamos vanagloriosos, unos a otros irritando; unos a otros envidiando.

Jünemann Septuaginta en español

P. Guillermo Jünemann 1928©






Anuncios