x

Biblia Online

Anuncios



Gálatas 5 - Biblia de nuestro Pueblo

Estad firmes en la libertad

1. Cristo nos ha liberado para ser libres: manténganse firmes y no se dejen atrapar de nuevo en el yugo de la esclavitud.

2. Libertad cristiana Miren, yo mismo, Pablo, les digo que si ustedes se hacen circuncidar, Cristo les servirá de nada.

3. Les aseguro de nuevo que todo el que se circuncide está obligado a cumplir íntegramente la ley.

4. Los que buscan la justicia por la ley han roto con Cristo y han caído en desgracia.

5. En cuanto a nosotros, por el Espíritu y la fe esperamos la justicia anhelada.

6. Siendo de Cristo Jesús, no importa estar o no circuncidados; lo que cuenta es la fe que obra por medio del amor.

7. Ustedes iban tan bien: ¿quién les cortó el paso para que no siguieran la verdad?

8. El que los persuadió no procede del que los llamó.

9. Una pizca de levadura hace fermentar toda la masa.

10. Yo confío en el Señor que ustedes no cambiarán de actitud. Pero el que los está confundiendo, sea quien sea, recibirá su castigo.

11. En cuanto a mí, hermanos, si todavía predicara la circuncisión, no me perseguirían, ¡pero entonces habría acabado el escándalo de la cruz!

12. En cuanto a esos que los perturban, ojalá que se mutilen del todo.

13. Guiados por el Espíritu Ustedes, hermanos, han sido llamados para vivir en libertad; pero no esta libertad para dar rienda suelta a sus bajos instintos; más bien, háganse servidores los unos de los otros por medio del amor.

14. Porque toda la ley se cumple con un precepto: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.

15. Pero atención, que si viven mordiéndose y devorándose unos a otros, acabarán destruyéndose todos.

Las obras de la carne y el fruto del Espíritu

16. Les pido que se dejen conducir por el Espíritu de Dios y así no serán arrastrados por los bajos deseos.

17. Porque los bajos instintos van en contra del Espíritu y el Espíritu va en contra de los bajos instintos; y son tan opuestos, que ustedes no pueden hacer todo el bien que quisieran.

18. Pero si los guía el Espíritu, no están sometidos a la ley.

19. Las acciones que proceden de los bajos instintos son manifiestas: fornicación, indecencia, libertinaje,

20. idolatría, superstición, enemistades, peleas, envidia, cólera, ambición, discordias, sectarismos,

21. celos, borracheras, comilonas y cosas semejantes. Les prevengo, como ya los previne, que quienes hacen esas cosas no heredarán el reino de Dios.

22. Por el contrario, el fruto del Espíritu es amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad,

23. modestia, dominio propio. Frente a estas cosas no hay ley que valga,

24. porque los que son de Cristo [Jesús] han crucificado el instinto con sus pasiones y deseos.

25. Si vivimos por el Espíritu, sigamos al Espíritu;

26. no seamos vanidosos, provocadores, envidiosos.

La Biblia de Nuestro Pueblo

Luis Alonso Schökel, SJ (Traductor) ©






Anuncios