Anuncios
x

Biblia Online




Cantares 8 - Biblia de nuestro Pueblo

1. XX. Suspiros ¡Ah, si fueras mi hermano amamantado a los pechos de mi madre! Al encontrarte en la calle, te besaría, sin que la gente me despreciara.

2. Te llevaría, te metería en la casa de mi madre, que te iniciaría. Te daría a beber vino aromático, el licor de mis granadas.

3. Su izquierda bajo mi cabeza y su derecha me abraza.

4. Les conjuro, muchachas de Jerusalén,no despierten ni desvelen al amor que a él le plazca.

El poder del amor

5. XXI. Teofanía de Amor ¿Quién es Ésta que sube del desierto apoyada en su amado? -Te desperté bajo el manzano allí donde te concibió tu madre donde tu progenitora te dio a luz.

6. Grábame como un sello en tu brazo, grábame como un sello en tu corazón, que el amor es fuerte como la muerte, la pasión más poderosa que el abismo; Sus dardos son dardos de fuego llamaradas divinas.

7. Las aguas torrenciales no podrán apagar el amor ni extinguirlo los ríos. Si alguien quisiera comprar el amor con todas las riquezas de su casa, sería sumamente despreciable.

8. XXII. La hermana pequeña Tenemos una hermanita, sin pechos todavía. ¿Qué haremos con nuestra hermanita cuando sea pedida?

9. Si es una muralla, te coronaremos con almenas de plata; si es una puerta, la reforzaremos con tablas de cedro.

10. Yo soy una muralla, y mis pechos, como torres; pero a sus ojos soy mensajera de paz.

11. XXIII. La viña de Salomón Salomón tenía una viña en Betleamón; arrendó la viña a los guardas, y cada uno le traía por sus frutos mil monedas de plata.

12. Mi propia viña es para mí; las mil monedas para ti, Salomón, y doscientas a los guardas.

13. XXIV. Encuentro final ¡Mujer que yaces en el jardín -los compañeros están al acecho-, permíteme escuchar tu voz.

14. Pasa, amado mío, sé como un gamo o un cervatillo, sobre las colinas de balsameras.

La Biblia de Nuestro Pueblo

Luis Alonso Schökel, SJ (Traductor) ©