x

Biblia Online

Anuncios


Salmos 5 - Biblia de Jerusalem 3-Edicion

Plegaria pidiendo protección Al músico principal; sobre Nehilot. Salmo de David.

1. Del maestro de coro. Para flautas. Salmo. De David.

2. Escucha mi palabra, Yahvé, repara en mi plegaria,

3. atento a mis gritos de auxilio, rey mío y Dios mío. ¡A ti te suplico,

4. Yahvé! Por la mañana escuchas mi voz, por la mañana me preparo para ti y quedo a la espera.

5. No eres un Dios que ame el mal, ni es tu huésped el malvado;

6. no resiste el arrogante tu presencia, detestas a todos los malhechores,

7. acabas con los mentirosos; al asesino y al hipócrita los aborrece Yahvé.

8. Pero yo, por lo mucho que nos quieres, me atrevo a entrar en tu Casa, a postrarme ante tu santo Templo, lleno de respeto hacia ti.

9. Guíame, Yahvé, con tu justicia, responde así a mis adversarios, allana tu camino a mi paso.

10. Que no hay firmeza en sus palabras, por dentro están llenos de malicia; sepulcro abierto es su garganta, su lengua habla con halagos.

11. Trátalos, oh Dios, como culpables, haz que fracasen sus planes; expúlsalos, que están llenos de crímenes, que se han rebelado contra ti.

12. Se alegrarán los que se acogen a ti, gritarán alborozados por siempre; tú los protegerás, en ti disfrutarán los que aman tu nombre.

Biblia de Jerusalén 3ra Edición

Copyright © la Biblia de Jerusalén, editada por Descleé de Brower ©