x

Bibliatodo Comentarios

Anuncios


Comentario Bíblico de Matthew Henry
Levítico 23

1. Yahweh le habló a Mosheh, diciendo:

2. Háblale al pueblo yisraelita y dile: Estos son mis tiempos señalados, los tiempos señalados de Yahweh, que deberán proclamar como ocasiones sagradas.

3. Seis días se puede trabajar, pero el séptimo día será un Shabat de completo reposo, una ocasión sagrada. No deben hacer ningún trabajo; será un reposo de Yahweh en todos sus establecimientos.

4. Estos son los tiempos señalados de Yahweh, las ocasiones sagradas que ustedes deben celebrar cada una en su tiempo establecido:

5. En el primer mes, el día catorce del mes, entre las dos tardes, habrá una ofrenda de Pésaj a Yahweh,

6. y en el día quince de ese mes la Fiesta de los Ácimos. Comerán panes ácimos por siete días.

7. En el primer día deben celebrar una ocasión sagrada: no deben trabajar en sus ocupaciones.

8. Por siete días presentarás ofrendas encendidas a Yahweh. El séptimo día será una ocasión sagrada: no deben trabajar en sus ocupaciones.

9. Yahweh le habló a Mosheh, diciendo:

10. “Háblale al pueblo yisraelita y dile: Cuando ustedes entren a la tierra que les estoy dando y cosechen su producto, deberán traer el primer manojo de su cosecha al sacerdote.

11. Él elevará el manojo delante de Yahweh para que sea aceptado en favor de ustedes; el sacerdote lo elevará en el día después del shabat.

12. En el día en que eleven el manojo, presentarán como ofrenda quemada para Yahweh un cordero de un año sin tacha.

13. La ofrenda de comida con él será de dos décimas de medida de harina selecta mezclada con aceite, una ofrenda encendida de olor grato para Yahweh; y la libación que va con ella será de vino, un cuarto de litro.

14. Hasta ese mismo día, hasta que hayan traído la ofrenda de su Elohim, no deberán comer pan ni grano tostado ni espigas nuevas; es una ley perpetua a través de los siglos en todos sus establecimientos.

15. Y desde el día en que traigan el manojo de la ofrenda de elevación –el día después del Shabat– contarán siete semanas. Tienen que ser completas:

16. deben contar hasta el día después de la séptima semana– cincuenta días; entonces traerán una ofrenda de grano nuevo a Yahweh.

17. Deberán traer de sus establecimientos dos hogazas de pan como ofrenda de elevación; cada una hecha de dos décimas de medida de harina selecta, horneada después de leudada, como primicias para Yahweh.

18. Con el pan presentarán, como ofrendas quemadas a Yahweh, siete corderos sin tacha de un año, un toro de la manada, y dos carneros, con sus ofrendas de comida y sus libaciones, una ofrenda encendida de olor grato para Yahweh.

19. Deberán ofrecer también un chivo como ofrenda por el pecado y dos corderos de un año como sacrificio de bienestar.

20. El sacerdote los elevará –a los dos corderos– juntos con el pan de primicias como ofrenda de elevación delante de Yahweh; serán consagrados a Yahweh, para el sacerdote.

21. En ese mismo día tendrán una celebración; será una ocasión sagrada para ustedes; no deben trabajar en sus ocupaciones. Esta es una ley perpetua en todos sus establecimientos, a través de los siglos.

22. Y cuando cosechen el producto de su tierra, no deben cosechar todo hasta los bordes de su campo, ni recoger las espigas caídas de su cosecha; deberán dejarlas para el pobre y el extranjero: yo Yahweh soy su Elohim”.

23. Yahweh le habló a Mosheh, diciendo:

24. “Háblale así al pueblo yisraelita: en el séptimo mes, el día primero del mes, ustedes observarán un completo descanso, una ocasión sagrada conmemorada con fuertes toques de trompeta.

25. No trabajarán en sus ocupaciones; y traerán una ofrenda encendida a Yahweh”.

26. Yahweh le habló a Mosheh, diciendo:

27. “Mira, el día diez de este séptimo mes es el Yom Kipur (Día de Expiación). Será una ocasión sagrada para ustedes: practicarán la negación propia, y traerán una ofrenda encendida a Yahweh;

28. no harán ningún trabajo durante ese día. Porque es un Día de Expiación, en el cual se hace expiación en favor de ustedes delante de Yahweh su Elohim.

29. De hecho, cualquier persona que no practique la negación propia durante ese día será cortada de su parentela;

30. y cualquiera que haga algún trabajo durante ese día, yo haré que esa persona perezca de entre su pueblo.

31. No hagan ninguna clase de trabajo; es una ley perpetua, por todos los siglos en sus establecimientos.

32. Será un shabat de completo reposo para ustedes, y practicarán la negación propia; en el día noveno del mes por la tarde, de tarde a tarde, observarán este su reposo”.

33. Yahweh le habló a Mosheh, diciendo:

34. “Dile al pueblo yisraelita: El día quince de este séptimo mes será la Fiesta de Sukot (Cabañas) para Yahweh, [por] siete días.

35. El primer día será una ocasión sagrada: ustedes no trabajarán en sus ocupaciones;

36. por siete días traerán ofrendas encendidas a Yahweh. En el octavo día observarán una ocasión sagrada y traerán una ofrenda encendida a Yahweh; es una reunión solemne: ustedes no trabajarán en sus ocupaciones.

37. Esos son los tiempos señalados de Yahweh que ustedes celebrarán como ocasiones sagradas, trayendo ofrendas encendidas a Yahweh –ofrendas quemadas, ofrendas de comida, sacrificios, y libaciones, en cada día lo que sea propio del día–

38. aparte de los Shabatot de Yahweh, y aparte de sus donaciones y de todas sus ofrendas votivas y de todas sus ofrendas voluntarias que ustedes le dan a Yahweh.

39. Mira, el día quince del séptimo mes, cuando ustedes hayan recogido el campo de su tierra, observarán la festividad de Yahweh [por] siete días: un reposo completo en el primer día, y un reposo completo en el octavo día.

40. El primer día ustedes tomarán el producto de árboles hermosos, ramas de palmas, ganchos de árboles frondosos, y sauces del arroyo, y se gozarán delante de Yahweh su Elohim por siete días.

41. Lo observarán como una festividad de Yahweh por siete días en el año; lo observarán en el séptimo mes como una ley perpetua, por todas las edades.

42. Ustedes vivirán en cabañas por siete días; todos los ciudadanos en Yisrael vivirán en cabañas,

43. para que las generaciones futuras sepan que yo hice habitar al pueblo yisraelita en cabañas cuando los saqué de la tierra de Mitsráyim, yo Yahweh su Elohim”.

44. Así le declaró Mosheh a los yisraelitas los tiempos establecidos de Yahweh.

×
Levítico 23

Vv. 1-3.Tenemos en este capitulo la institución de las fechas santas, muchas de las cuales fueron mencionadas antes. Aunque las fiestas anuales se destacaron más por la asistencia general al santuario, sin embargo, no debía dárseles más importancia en la celebración que al día de reposo. En este día debían apartarse de toda actividad secular. Es día de reposo, que tipifica el descanso espiritual del alejamiento del pecado, y el reposo en Dios. Los reposos de Dios deben observarse religiosamente en cada casa particular, por cada familia, por separado o reunida, en asambleas santas. El reposo del Señor en nuestra vivienda será su belleza, fortaleza y seguridad; las santificará, edificará y glorificará.


Vv. 4-14.La fiesta de la Pascua debía durar siete días; no días ociosos, dedicados al deporte como muchos que se llaman cristianos pasan sus días festivos. Se presentaban ofrendas al Señor en su altar; y la gente aprendía a usar el tiempo en oración, alabando a Dios y en santa meditación. Las gavillas de primicias eran un tipo del Señor Jesús resucitado de entre los muertos, como Primicias de los que duermen. Nuestro Señor Jesús resucitó de los muertos en el mismo día en que se ofrecían las primicias. Esta ley nos enseña a honrar al Señor con nuestra sustancia y con las primicias de nuestras ganancias, Proverbios iii, 9. Ellos no tenían que comer el maíz nuevo antes de ofrecer a Dios su parte; y nosotros siempre empezamos con Dios: empecemos cada día con Él, empecemos cada comida con Él, empecemos cada asunto y negocio con Él: buscad primero el reino de Dios.


Vv. 15-22.La fiesta de las semanas se celebraba, para conmemorar la entrega de la ley, cincuenta días después de la salida de Egipto; y anunciaba el derramamiento del Espíritu Santo, cincuenta días después que Cristo, nuestra Pascua, fue sacrificado por nosotros. Ese día los apóstoles presentaron las primicias de la iglesia cristiana a Dios. A la institución de la fiesta de Pentecostés se agrega una reiteración de la ley por la cual se les mandaba dejar rebuscos en sus campos. Quienes son verdaderamente sensibles a la misericordia recibida de Dios, tendrán misericordia del pobre, sin quejarse.


Vv. 23-32.El son de las trompetas representaba la predicación del evangelio, con que se llama a los hombres a arrepentirse del pecado y a aceptar la salvación de Cristo, que era significada por el día de la expiación. Además, invitaba a gozarse en Dios y a hacerse extranjeros y peregrinos en la tierra, lo cual denotaba la fiesta de los tabernáculos, observada el mismo mes. Al comenzar el año, el sonido de trompeta llamaba a sacudir la pereza espiritual, a examinar y probar sus caminos y enmendarlos. El día de la expiación era el noveno; así los despertaban a fin de prepararse para ese día, mediante el arrepentimiento sincero y serio, para que de verdad fuera para ellos un día de expiación. La humillación de nuestra alma por el pecado, y hacer las paces con Dios, es obra que requiere a todo el hombre y la aplicación más completa de la mente. Ese día Dios hablaba de paz a su pueblo y a sus santos; en consecuencia, ellos debían dejar de lado todos sus asuntos seculares para oír más claramente esa voz de gozo y alegría.


Vv. 33-44.En la fiesta de los tabernáculos se recuerda cuando tuvieron que vivir en tiendas o cabañas en el desierto, como asimismo a sus padres que habitaron en tiendas en Canaán; esto, para recordarles sus orígenes y su liberación. También podría prefigurar el hecho de que Cristo iba a hacer tabernáculo en la tierra, en la naturaleza humana. Representa la vida del creyente en la tierra: extranjero y peregrino aquí abajo, con su hogar y corazón arriba, con su Salvador. Valoraban más las comodidades y bienestar de sus hogares después de vivir siete días en las cabañas. A veces es bueno, para quienes tienen abundancia y comodidad, aprender lo que es soportar privaciones. El gozo de la cosecha debe ser aumentado para fomentar nuestro gozo en Dios. De Jehová es la tierra y su plenitud; por tanto, Él debe tener la gloria por cualquier comodidad que tengamos, especialmente cuando se perfecciona alguna misericordia. Dios designó estas fiestas, “además de los días de reposo y de todas vuestras ofrendas voluntarias”. El llamamiento a servicios extraordinarios no es excusa para descuidar los constantes y establecidos.



Versión Israelita Nazarena 2011

Traducción Kadosh Israelita Mesiánica © 2011 Diego Ascunce Traductor

Comentario Bíblico de Matthew Henry

Autor: Matthew Henry, Traducido al castellano por Francisco la Cueva, Copyright © Spanish House Ministries | Unilit



Anuncios