Anuncios
x

Bibliatodo Comentarios




Comentario Bíblico de Matthew Henry
Proverbios 30

1. Estas son las palabras de Agur, hijo de Jaqué de Masa. Agur les habló a Itiel y Ucal de la siguiente manera:

2. «Soy el más ignorante entre los ignorantes; no tengo capacidad de razonar.

3. No tengo sabiduría, y mucho menos conocimiento de quién es Dios.

4. »Al cielo nadie ha subido; del cielo nadie ha bajado. No hay nadie que pueda retener el viento en un puño, ni envolver el mar en un manto. Nadie sabe quién puso los límites de la tierra; ¡nadie lo conoce, ni sabe quién es su hijo!

5. »Toda palabra de Dios ha pasado la prueba de fuego. Dios protege como escudo a los que buscan su protección.

6. No añadas a sus palabras ninguna idea tuya, porque puede reprenderte y mostrar que eres un mentiroso.

7. »Dios mío, antes de mi muerte concédeme sólo dos cosas; ¡no me las niegues!

8. Manténme alejado de la mentira, y no me hagas pobre ni rico; ¡aléjame de toda falsedad y dame sólo el pan de cada día!

9. Porque si llego a ser rico tal vez me olvide de ti y hasta me atreva a decir que no te conozco. Y si vivo en la pobreza, puedo llegar a robar y así ponerte en vergüenza.

10. »No hables mal de un esclavo ante su amo, porque el esclavo podría hablar mal de ti y quedarás en ridículo ante todos.

11. »Algunos hablan mal de sus padres, y hasta los maldicen.

12. Hay quienes se creen perfectos, pero están llenos de pecado.

13. Hay quienes se creen superiores, y a todos miran con desprecio.

14. Hay quienes aman tanto el dinero que despojan a los pobres y a los indefensos de este mundo; les sacan hasta el último centavo, y los dejan desnudos en la calle.

15. »La chupasangre tiene dos hijas: una se llama “Dame”, y la otra, “Damemás”. Es amiga del que ama el dinero, pues este siempre quiere más. »Hay tres, y hasta cuatro cosas que nunca quedan satisfechas:

16. la mujer estéril que pide hijos, la tierra que pide más agua, el fuego que pide más leña y la tumba que pide más muertos.

17. »El que desobedece y desprecia a sus padres, bien merece que los cuervos le saquen los ojos y que los buitres se lo coman vivo.

18. »Hay tres, y hasta cuatro cosas que me parecen increíbles y que no alcanzo a comprender:

19. cómo saber que un águila ha pasado por el cielo; cómo saber que una serpiente ha pasado por una roca; cómo saber que un barco ha pasado por el mar; y cómo saber que un hombre se ha acostado con una mujer.

20. »La mujer infiel se acuesta con otro hombre, luego se baña y dice: “¡Aquí no ha pasado nada!”

21. »Hay tres, y hasta cuatro personas que la tierra no soporta y que la hacen estremecerse:

22. El sirviente que llega a gobernar, el tonto que llega a ser muy rico,

23. la mujer infiel que vuelve a casarse, y la sirvienta que llega a ser la señora de la casa.

24. »Hay cuatro cosas en el mundo que a pesar de ser pequeñas son más sabias que los sabios:

25. Las hormigas, insectos muy pequeños que guardan comida en el verano, para tener suficiente en el invierno;

26. los tejones, animalitos que por ser indefensos hacen sus cuevas entre las rocas;

27. los saltamontes, que aunque no tienen comandante son tan ordenados y disciplinados como un ejército,

28. y las lagartijas, que son fáciles de atrapar pero viven libres en los palacios.

29. »Hay tres, y hasta cuatro cosas que caminan con elegancia:

30. el león con su gran melena, que sin miedo reina en la selva;

31. el gallo vanidoso, con su roja cresta; el carnero de la montaña con sus enormes cuernos; y el rey con su corona de oro que marcha frente a su ejército.

32. »Si te portas como un tonto, y te crees muy importante y haces planes contra otros, ten presente lo siguiente:

33. Si bates la leche, sacarás mantequilla; si te suenas fuerte la nariz, te sacarás sangre; y si buscas pleitos, pleitos tendrás».

×
Proverbios 30

Vv. 1-6.Agur habla de él mismo como necesitado de justicia y habiendo hecho muy neciamente. Nos conviene a todos pensar mal de nosotros. Habla de él mismo como si le faltara revelación que le guíe en los caminos de la verdad y la sabiduría. La gente más iluminada es la que más se lamenta de su ignorancia; los que más oran por descubrimientos cada vez más claros de Dios y su rica gracia en Cristo Jesús. En el versículo 4 hay una nota profética del que descendió del cielo para ser nuestro Instructor y Salvador y, luego, ascendió al cielo para ser nuestro Abogado. El Mesías es aquí mencionado como Persona distinta del Padre, pero aún secreto es su nombre. El gran Redentor, en las glorias de su providencia y gracia, no puede ser hallado a la perfección. Si no hubiera sido por Cristo, los fundamentos de la tierra se hubiesen hundido bajo la carga de la maldición de la tierra por el pecado del hombre. ¿Quién y qué es el Poderoso que hace todo esto? -No hay el menor fundamento para sospechar que algo falte en la palabra de Dios; agregar a sus palabras abre el camino al error y a la corrupción.


Vv. 7-9.Agur ora sabiamente por un estado medio para mantenerse a buena distancia de las tentaciones; pidió pan diario suficiente para su situación, su familia y su bien real. Hay una notable similitud entre esta oración y varias oraciones del Padre nuestro. Si somos apartado de la vanidad y las mentiras; si nos interesamos en el amor perdonador de Cristo y lo tenemos a Él como nuestra porción; si andamos con Dios, entonces tendremos todo lo que pidamos o pensemos de las cosas espirituales. Cuando consideramos cómo son dados a abusar la dádiva los que tienen abundancia, y lo que es padecer necesidad, la oración de Agur siempre será hallada sabia, aunque rara vez ofrecida. Pan necesario: lo es así para uno, puede no serlo para otro; pero podemos estar seguros de que nuestro Padre celestial suplirá toda nuestra necesidad, y no tolerará que nos falte nada bueno para nosotros; y ¿por qué debiéramos desear más?


V. 10. El siervo no calumnie a su amo, no lo acuse en cosas pequeñas por hacer el mal.Vv. 11-14.En toda época hay monstruos de ingratitud que tratan mal a sus padres. Muchos se convencen de que son personas santas, pero sus corazones están llenos de pecado y practican maldad secreta. Hay otros cuyo altivo orgullo es manifiesto. También ha habido monstruos crueles en toda época.


Vv. 15-17.La crueldad y la codicia son dos hijas de la sanguijuela que grita: “dame, dame”, y están continuamente intranquilos consigo mismos. Cuatro cosas nunca se satisfacen, con las cuales se comparan estos devoradores. Nunca son ricos los que siempre codician. Muchos que han llegado a mal fin, han reconocido que sus malos rumbos empezaron despreciando la autoridad de sus padres.


Vv. 18-20.Cuatro cosas no pueden ser conocidas plenamente. El reino de la naturaleza está lleno de maravillas. El cuarto es el misterio de la iniquidad; las artes malditas por las cuales el vil seductor gana los afectos de una mujer; y las artes que usa una mala mujer para ocultar su maldad.


Vv. 21-23.Cuatro clases de personas son muy problemáticas. Los hombres de origen bajo y espíritu bajo, que se vuelven tiranos cuando obtienen autoridad. Los hombres necios y violentos que se dan el gusto en excesos. La mujer de espíritu contencioso y hábitos viciosos. El siervo que ha obtenido influencia indebida. Que aquellos a quienes la Providencia ha ascendido desde comienzos bajos, vigilen cuidadosamente contra ese pecado, que muy fácilmente los acosa.


Vv. 24-28.Cuatro cosas son pequeñas, pero dignas de admiración. Están los pobres en el mundo y poca cosa, pero sabios para sus almas y otro mundo.


Vv. 29-33.Podemos aprender de los animales a andar bien; también a controlar nuestro temperamento en todas las provocaciones. Debemos impedir que el mal pensamiento de nuestra mente irrumpa en forma de mal hablar. No debemos incitar las pasiones de los demás. Que nada se diga o haga con violencia sino todo con suavidad y calma. ¡Sí! ¡cuán a menudo hemos actuado neciamente al levantarnos contra el Señor nuestro Rey! Humillémonos ante Él. Habiendo hallado la paz con Él, sigamos la paz con todos los hombres.



Scriptures marked as “TLA” are taken from the Traducción en lenguaje actual Copyright © Sociedades Bíblicas Unidas, 2000. Used by permission. United Bible Societies y www.labibliaweb.com

Comentario Bíblico de Matthew Henry

Autor: Matthew Henry, Traducido al castellano por Francisco la Cueva, Copyright © Spanish House Ministries | Unilit


Anuncios