x

Bibliatodo Comentarios

Anuncios


Comentario Bíblico de Matthew Henry

Salmos 5

1. Al músico principal; sobre Nehilot. Salmo de David. Escucha, oh Jehová, mis palabras; Considera mi gemir.

2. Está atento a la voz de mi clamor, Rey mío y Dios mío, Porque a ti oraré.

3. Oh Jehová, de mañana oirás mi voz; De mañana me presentaré delante de ti, y esperaré.

4. Porque tú no eres un Dios que se complace en la maldad; El malo no habitará junto a ti.

5. Los insensatos no estarán delante de tus ojos; Aborreces a todos los que hacen iniquidad.

6. Destruirás a los que hablan mentira; Al hombre sanguinario y engañador abominará Jehová.

7. Mas yo por la abundancia de tu misericordia entraré en tu casa; Adoraré hacia tu santo templo en tu temor.

8. Guíame, Jehová, en tu justicia, a causa de mis enemigos; Endereza delante de mí tu camino.

9. Porque en la boca de ellos no hay sinceridad; Sus entrañas son maldad, Sepulcro abierto es su garganta, Con su lengua hablan lisonjas.

10. Castígalos, oh Dios; Caigan por sus mismos consejos; Por la multitud de sus transgresiones échalos fuera, Porque se rebelaron contra ti.

11. Pero alégrense todos los que en ti confían; Den voces de júbilo para siempre, porque tú los defiendes; En ti se regocijen los que aman tu nombre.

12. Porque tú, oh Jehová, bendecirás al justo; Como con un escudo lo rodearás de tu favor.

×

Salmos 5

Vv. 1-6. Dios es un Dios que oye la oración. Siempre ha sido así, y sigue como siempre dispuesto a oír la oración. El principio más alentador de la oración y el ruego más poderoso es mirarlo a Él como nuestro Rey y nuestro Dios. David también ora a un Dios que odia el pecado. El pecado es necedad y los pecadores son los más grandes de los necios; necios por propia hechura. La gente mala odia a Dios; son justamente odiados por Él, y esta será su miseria y su ruina eterna. Aprendamos la importancia de la verdad y de la sinceridad en todos los asuntos de la vida. Los mentirosos y los asesinos se parecen al diablo y son sus hijos, por tanto, bien puede esperarse que Dios los aborrezca. Este era el carácter de los enemigos de David y, como tales, siguen siendo enemigos de Cristo y de su pueblo.


Vv. 7-12. David solía orar a solas, aunque era muy constante para ir a la adoración pública. La misericordia de Dios siempre debe ser el fundamento de nuestra esperanza y de nuestro gozo en todo que tengamos que hacer con Él. Aprendamos a orar, no sólo por nosotros, también por los demás; que la gracia sea con todos los que aman a Cristo con sinceridad. La divina bendición desciende sobre nosotros por medio de Jesucristo, el recto o el justo, de la manera que antes venía sobre Israel por medio de David, a quien Dios protegió y puso en el trono. Tú, oh Cristo, eres el Salvador justo, eres el Rey de Israel, eres la fuente de bendición para todos los creyentes; tu favor es la defensa y la protección de tu iglesia.



Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Copyright © 1960 by American Bible Society

Comentario Bíblico de Matthew Henry

Autor: Matthew Henry, Traducido al castellano por Francisco la Cueva, Copyright © Spanish House Ministries | Unilit