x

Bibliatodo Comentarios

Anuncios


Comentario Bíblico de Matthew Henry

Proverbios 10

1. Los proverbios de Salomón. El hijo sabio alegra al padre, Pero el hijo necio es tristeza de su madre.

2. Los tesoros de maldad no serán de provecho; Mas la justicia libra de muerte.

3. Jehová no dejará padecer hambre al justo; Mas la iniquidad lanzará a los impíos.

4. La mano negligente empobrece; Mas la mano de los diligentes enriquece.

5. El que recoge en el verano es hombre entendido; El que duerme en el tiempo de la siega es hijo que avergüenza.

6. Hay bendiciones sobre la cabeza del justo; Pero violencia cubrirá la boca de los impíos.

7. La memoria del justo será bendita; Mas el nombre de los impíos se pudrirá.

8. El sabio de corazón recibirá los mandamientos; Mas el necio de labios caerá.

9. El que camina en integridad anda confiado; Mas el que pervierte sus caminos será quebrantado.

10. El que guiña el ojo acarrea tristeza; Y el necio de labios será castigado.

11. Manantial de vida es la boca del justo; Pero violencia cubrirá la boca de los impíos.

12. El odio despierta rencillas; Pero el amor cubrirá todas las faltas.

13. En los labios del prudente se halla sabiduría; Mas la vara es para las espaldas del falto de cordura.

14. Los sabios guardan la sabiduría; Mas la boca del necio es calamidad cercana.

15. Las riquezas del rico son su ciudad fortificada; Y el desmayo de los pobres es su pobreza.

16. La obra del justo es para vida; Mas el fruto del impío es para pecado.

17. Camino a la vida es guardar la instrucción; Pero quien desecha la reprensión, yerra.

18. El que encubre el odio es de labios mentirosos; Y el que propaga calumnia es necio.

19. En las muchas palabras no falta pecado; Mas el que refrena sus labios es prudente.

20. Plata escogida es la lengua del justo; Mas el corazón de los impíos es como nada.

21. Los labios del justo apacientan a muchos, Mas los necios mueren por falta de entendimiento.

22. La bendición de Jehová es la que enriquece, Y no añade tristeza con ella.

23. El hacer maldad es como una diversión al insensato; Mas la sabiduría recrea al hombre de entendimiento.

24. Lo que el impío teme, eso le vendrá; Pero a los justos les será dado lo que desean.

25. Como pasa el torbellino, así el malo no permanece; Mas el justo permanece para siempre.

26. Como el vinagre a los dientes, y como el humo a los ojos, Así es el perezoso a los que lo envían.

27. El temor de Jehová aumentará los días; Mas los años de los impíos serán acortados.

28. La esperanza de los justos es alegría; Mas la esperanza de los impíos perecerá.

29. El camino de Jehová es fortaleza al perfecto; Pero es destrucción a los que hacen maldad.

30. El justo no será removido jamás; Pero los impíos no habitarán la tierra.

31. La boca del justo producirá sabiduría; Mas la lengua perversa será cortada.

32. Los labios del justo saben hablar lo que agrada; Mas la boca de los impíos habla perversidades.

×

Proverbios 10

V. 1.El consuelo de los padres depende mucho de sus hijos; y esto sugiere a ambos los motivos de sus deberes.


Vv. 2, 3.Aunque el justo sea pobre, el Señor no tolerará que le falte lo necesario para la vida espiritual.


V. 4.Los de espiritu ferviente al servicio del Señor probablemente sean ricos en fe y ricos en buenas obras.


V. 5.Aquí está la culpa justa de quienes desperdician oportunidades aquí y para el más allá.


V. 6.La abundancia de bendiciones estará con los hombres buenos; bendiciones reales.


V. 7.Tanto el justo como el impío deben morir; pero entre sus almas hay una vastísima diferencia.


V. 8.El sabio de corazón practica su conocimiento.


V. 9.Los hipócritas serán desenmascarados después de todos sus rodeos.


V. 10.Los trucos y los artificios no serán excusas para la iniquidad.


V. 11.La boca del hombre bueno siempre está abierta para enseñar, consolar y corregir al prójimo.


V. 12.Donde hay odio, todo agita la rencilla. Soportándonos unos a otros, se conservan la paz y la armonía.


V. 13.Los que neciamente van por caminos malos, se preparan varas contra sí mismos.


V. 14.Cualquier conocimiento que sirve debemos guardarlo, no sea que no se pueda buscar cuando lo necesitemos. El sabio gana sabiduría leyendo, oyendo la palabra, por la meditación, por la oración, por la fe en Cristo, quien nos es hecho sabiduría de Dios.


V. 15.Esto se refiere a los errores corrientes de ricos y pobres acerca de su situación externa. La riqueza de los ricos los expone a muchos peligros; mientras el pobre puede vivir cómodamente si está contento, mantiene una buena conciencia y vive por fe.


V. 16.Quizá el hombre justo no tenga más de aquello por lo cual trabaja duro, pero ese esfuerzo tiende a la vida.


V. 17.El viajero que ha perdido su camino y no tolera que se lo digan, y le muestren el camino recto, debe cometer yerros aún.


V. 18.Especialmente necio es aquel que piensa que esconde algo de Dios; y la malicia no es mejor.


V. 19.Los que hablan mucho, dicen mucho mal. El que se refrena es hombre sabio, y si lo hace busca su paz.


Vv. 20, 21.La lengua del justo es sincera, libre de la escoria de la traición y la mala intención. El habla piadosa es alimento espiritual para el necesitado. Los necios mueren por falta de corazón, y así es la palabra, por falta de pensamiento.


V. 22.En la riqueza que es verdaderamente deseable no hay vejación de espíritu al disfrutarla; no hay tristeza por perderla; ni culpa por abusar de ella. Lo que viene del amor de Dios tiene por compañía a la gracia de Dios.


V. 23.Sólo los hombres necios y malos se divierten haciendo daño al prójimo o tentándolo a pecar.


V. 24.El mayor deseo de bendiciones eternas que puede tener el justo será otorgado.


V. 25.La senda de los pecadores prósperos es como un torbellino que pronto se desgasta y se va.


V. 26.Como el vinagre destempla los dientes, y el humo hace doler mucho los ojos, el perezoso hace sufrir a su empleador.


Vv. 27, 28.¿Qué es el hombre que ama la vida? Que tema a Dios y eso le asegurará suficiente vida en este mundo, y vida eterna en el otro.


V. 29.El creyente se afirma en la fe y obedece con mayor deleite.


V. 30.El malo estaría feliz de tener la tierra por hogar eterno, pero eso no puede ser. Deben morir y dejar atrás a todos sus ídolos.


Vv. 31, 32.El hombre bueno habla sabiamente para provecho del prójimo. Pero es el pecado el que habla lo que desagrada a Dios y provoca a aquellos con quienes Él conversa, y será la ruina del hombre malo. Al justo lo guarda el poder de Dios y nada podrá apartarlo del amor de Dios que es en Cristo Jesús.



Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Copyright © 1960 by American Bible Society

Comentario Bíblico de Matthew Henry

Autor: Matthew Henry, Traducido al castellano por Francisco la Cueva, Copyright © Spanish House Ministries | Unilit




Anuncios