x

Bibliatodo Comentarios

Anuncios


Comentario Bíblico de Matthew Henry
Amós 9

1. Vi al Señor que estaba sobre el altar, y dijo: Derriba el capitel, y estremézcanse las puertas, y hazlos pedazos sobre la cabeza de todos; y al postrero de ellos mataré a espada; no habrá de ellos quien huya, ni quien escape.

2. Aunque cavasen hasta el Seol, de allá los tomará mi mano; y aunque subieren hasta el cielo, de allá los haré descender.

3. Si se escondieren en la cumbre del Carmelo, allí los buscaré y los tomaré; y aunque se escondieren de delante de mis ojos en lo profundo del mar, allí mandaré a la serpiente y los morderá.

4. Y si fueren en cautiverio delante de sus enemigos, allí mandaré la espada, y los matará; y pondré sobre ellos mis ojos para mal, y no para bien.

5. El Señor, Jehová de los ejércitos, es el que toca la tierra, y se derretirá, y llorarán todos los que en ella moran; y crecerá toda como un río, y mermará luego como el río de Egipto.

6. El edificó en el cielo sus cámaras, y ha establecido su expansión sobre la tierra; él llama las aguas del mar, y sobre la faz de la tierra las derrama; Jehová es su nombre.

7. Hijos de Israel, ¿no me sois vosotros como hijos de etíopes, dice Jehová? ¿No hice yo subir a Israel de la tierra de Egipto, y a los filisteos de Caftor, y de Kir a los arameos?

8. He aquí los ojos de Jehová el Señor están contra el reino pecador, y yo lo asolaré de la faz de la tierra; mas no destruiré del todo la casa de Jacob, dice Jehová.

9. Porque he aquí yo mandaré y haré que la casa de Israel sea zarandeada entre todas las naciones, como se zarandea el grano en una criba, y no cae un granito en la tierra.

10. A espada morirán todos los pecadores de mi pueblo, que dicen: No se acercará, ni nos alcanzará el mal.

11. En aquel día yo levantaré el tabernáculo caído de David, y cerraré sus portillos y levantaré sus ruinas, y lo edificaré como en el tiempo pasado;

12. para que aquellos sobre los cuales es invocado mi nombre posean el resto de Edom, y a todas las naciones, dice Jehová que hace esto.

13. He aquí vienen días, dice Jehová, en que el que ara alcanzará al segador, y el pisador de las uvas al que lleve la simiente; y los montes destilarán mosto, y todos los collados se derretirán.

14. Y traeré del cautiverio a mi pueblo Israel, y edificarán ellos las ciudades asoladas, y las habitarán; plantarán viñas, y beberán el vino de ellas, y harán huertos, y comerán el fruto de ellos.

15. Pues los plantaré sobre su tierra, y nunca más serán arrancados de su tierra que yo les di, ha dicho Jehová Dios tuyo.

×
Amós 9

Vv. 1-10.El profeta vio en visión al Señor de pie sobre el altar idólatra de Betel. Dondequiera los pecadores huyan de la justicia de Dios, los alcanzará. Los que Dios lleva al cielo por su gracia nunca serán desechados, pero los que tratan de subir allá por la vana confianza en sí mismos, serán derribados y llenos de vergüenza. Lo que hace imposible el escape y segura la destrucción, es que Dios pondrá sus ojos sobre ellos para mal, no para bien. El Señor esparcirá a los judíos y los visitará con calamidades, como el trigo zarandeado en una criba; pero salvará a algunos de ellos. Aquí parece predecirse la asombrosa preservación de los judíos como pueblo distinto. Si los profesantes hacen como el mundo, Dios los nivelará con el mundo. Los pecadores que así se halagan, hallarán que su profesión de religiosidad no los protegerá.


Vv. 11-15.Cristo murió para reunir a los hijos de Dios que estaban esparcidos y aquí se dice que son los llamados por su nombre. El Señor dijo esto, hace esto, puede hacerlo, ha decidido hacerlo, el poder de cuya gracia está comprometido en hacerlo. Los versículos 13 al 15 pueden referirse a los primeros tiempos del cristianismo, pero recibirán un cumplimiento más glorioso en los sucesos que todos los profetas anunciaron, más o menos, y pueden entenderse como el estado de dicha cuando la plenitud de los judíos y de los gentiles entre a la Iglesia. Continuemos fervorosos orando por el cumplimiento de estas profecías, en la paz, pureza, y belleza de la Iglesia. Dios preserva maravillosamente al elegido en medio de las confusiones y miserias más aterradoras. Cuando todo parece desesperado, Él revive maravillosamente a su Iglesia, y la bendice con todas las bendiciones espirituales en Cristo Jesús. Y grande será la gloria de ese período en que nada de lo bueno prometido quedará sin cumplimiento.



Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Copyright © 1960 by American Bible Society

Comentario Bíblico de Matthew Henry

Autor: Matthew Henry, Traducido al castellano por Francisco la Cueva, Copyright © Spanish House Ministries | Unilit



Anuncios