- Anuncios -
x

Bibliatodo Comentarios




Comentario Bíblico de Matthew Henry
Salmos 122

1. Cántico de ascenso gradual; de David. Yo me alegré cuando me dijeron: 'Vamos a la casa del SEÑOR.'

2. Plantados están nuestros pies Dentro de tus puertas, oh Jerusalén.

3. Jerusalén, que está edificada Como ciudad compacta, bien unida,

4. A la cual suben las tribus, las tribus del SEÑOR, (lo cual es ordenanza para Israel) Para alabar el nombre del SEÑOR.

5. Porque allí se establecieron tronos para juicio, Los tronos de la casa de David.

6. Oren ustedes por la paz de Jerusalén: 'Sean prosperados los que te aman.

7. Haya paz dentro de tus muros, Y prosperidad en tus palacios.'

8. Por amor de mis hermanos y de mis amigos, Diré ahora: 'Sea la paz en ti.'

9. Por amor de la casa del SEÑOR nuestro Dios Procuraré tu bien.

×
Salmos 122

Vv. 1-5.El placer y el provecho de los medios de gracia deben hacernos despreciar los problemas y la fatiga al dirigirnos a ellos; y debemos vivificarnos unos a otros en lo que es bueno. Debemos desear que nuestros amigos cristianos, cuando tienen alguna buena obra entre manos, nos llamen y nos lleven con ellos. ¡Con cuánta disposición debiéramos pensar en la Jerusalén celestial! ¡Con cuánta alegría debiéramos llevar la cruz y acoger bien a la muerte, esperando una corona de gloria! -Jerusalén es llamada la ciudad hermosa. Es un tipo de la iglesia del evangelio que está condensada en amor santo y comunión cristiana, de modo que toda es como una ciudad. Si todos los discípulos de Cristo fueran unánimes y mantuvieran la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz, sus enemigos serían privados de sus principales ventajas contra ellos. Pero la máxima de Satanás siempre ha sido dividir para vencer; y pocos cristianos se dan cuenta de sus designios.


Vv. 6-9.Los que nada pueden hacer por la paz de Jerusalén pueden orar por ella. Miremos a todos los que buscan la gloria del Redentor, como nuestros hermanos y compañeros de viaje, sin tomar en cuenta las diferencias que no afectan nuestro bienestar eterno. Bendito Espíritu de paz y amor, que habitas en el alma del santo Jesús, desciende a su iglesia y llena a quienes la componen con su carácter celestial; haz que cese la amarga contención y haz que seamos todos de un solo ánimo. El amor de los hermanos y el amor de Dios debieran estimularnos a tratar de ser como el Señor Jesús, en oración ferviente y labor infatigable por la salvación de los hombres y para la gloria divina.



Nueva Biblia de los Hispanos

Biblia de los Hispanos Copyright (c) by The Lockman Foundation

Comentario Bíblico de Matthew Henry

Autor: Matthew Henry, Traducido al castellano por Francisco la Cueva, Copyright © Spanish House Ministries | Unilit