Yo por dentro

No importa, yo canto para Dios, no para los hombres.

Deja tus comentarios
Artículos Relacionados