¡Pastor no me gusto para nada la alabanza de hoy!

Gracias a Dios porque no era para usted.
Gracias a Dios porque no era para usted.
Deja tus comentarios
Artículos Relacionados