El problema no es orar, el problema es levantarse

El problema no es orar, es levantarse.
El problema no es orar, es levantarse.
Deja tus comentarios
Artículos Relacionados