x

Biblia Online

Anuncios


Levítico 13:12 - Versión Israelita Nazarena 2011

Levítico 13:12

Si la erupción se extiende sobre la piel de modo que cubre toda la piel de la persona afectada de pies a cabeza, hasta donde pueda ver el sacerdote

Ver Capítulo

Levítico 13:12 - Reina Valera 1960

Mas si brotare la lepra cundiendo por la piel, de modo que cubriere toda la piel del llagado desde la cabeza hasta sus pies, hasta donde pueda ver el sacerdote,

Ver Capítulo

Levítico 13:12 - Traducción en Lenguaje Actual

»Puede suceder que una mancha se extienda rápidamente hasta cubrir todo el cuerpo.

Ver Capítulo

Levítico 13:12 - Nueva Version Internacional

"Si la infección se ha extendido sobre la piel de tal manera que, hasta donde el sacerdote pueda ver, cubre toda la piel de la persona enferma,

Ver Capítulo

Levítico 13:12 - Nueva Versión Internacional 1999

»Si la infección se ha extendido sobre la piel de tal manera que, hasta donde el sacerdote pueda ver, cubre toda la piel de la persona enferma,

Ver Capítulo

Levítico 13:12 - Biblia de las Americas

Y si la lepra brota y se extiende en la piel, y la lepra cubre toda la piel del que tenía la infección, desde su cabeza hasta sus pies, hasta donde pueda ver el sacerdote,

Ver Capítulo

Levítico 13:12 - Dios habla hoy

"Si la lepra se desarrolla rápidamente, al grado de cubrir de pies a cabeza la piel del enfermo hasta donde el sacerdote pueda ver,

Ver Capítulo

Levítico 13:12 - Kadosh Israelita Mesiánica

Si el tzaraat brota por todo su cuerpo, por lo cual, hasta donde pueda el kohen percatarse, la persona con tzaraat tiene llagas por todo su cuerpo, desde su cabeza hasta sus pies;

Ver Capítulo

Levítico 13:12 - Nueva Traducción Viviente

»Ahora bien, supongamos que la enfermedad se ha extendido por toda la piel de la persona y cubre todo su cuerpo de pies a cabeza.

Ver Capítulo

Levítico 13:12 - La Biblia del Oso  RV1569

Mas ſi la lepra ouiere reuerdecido en el cuero, y la lepra cubriere todo el cuero del llagado deſde ſu cabeça haſta ſus pies à toda viſta de ojos del Sacerdote,

Ver Capítulo