x

Biblia Online

Anuncios


Deuteronomio 16:19 - Versión Israelita Nazarena 2011

Deuteronomio 16:19

No juzgarás injustamente: no mostrarás parcialidad; no aceptarás soborno, porque el soborno ciega los ojos de las personas de discernimiento y tergiversa el reclamo del justo.

Ver Capítulo

Deuteronomio 16:19 - Reina Valera 1960

No tuerzas el derecho; no hagas acepción de personas, ni tomes soborno; porque el soborno ciega los ojos de los sabios, y pervierte las palabras de los justos.

Ver Capítulo

Deuteronomio 16:19 - Traducción en Lenguaje Actual

Ver Capítulo

Deuteronomio 16:19 - Nueva Version Internacional

No pervertirás la justicia ni actuarás con parcialidad. No aceptarás soborno, pues el soborno nubla los ojos del sabio y tuerce las palabras del justo.

Ver Capítulo

Deuteronomio 16:19 - Nueva Versión Internacional 1999

No pervertirás la justicia ni actuarás con parcialidad. No aceptarás soborno, pues el soborno nubla los ojos del sabio y tuerce las palabras del justo.

Ver Capítulo

Deuteronomio 16:19 - Biblia de las Americas

No torcerás la justicia; no harás acepción de personas, ni tomarás soborno, porque el soborno ciega los ojos del sabio y pervierte las palabras del justo.

Ver Capítulo

Deuteronomio 16:19 - Dios habla hoy

No perviertan la justicia; no hagan ninguna diferencia entre unas personas y otras, ni se dejen sobornar, pues el soborno ciega los ojos de los sabios y pervierte las palabras de las personas justas.

Ver Capítulo

Deuteronomio 16:19 - Kadosh Israelita Mesiánica

No torcerán la justicia o mostrarán favoritismo, y no aceptarán un soborno, porque un regalo ciega los ojos del sabio y tuerce las palabras de aun el recto.

Ver Capítulo

Deuteronomio 16:19 - Nueva Traducción Viviente

Por ninguna razón tuerzas la justicia ni muestres parcialidad. Jamás aceptes un soborno, porque el soborno nubla los ojos del sabio y corrompe las decisiones de los íntegros.

Ver Capítulo

Deuteronomio 16:19 - La Biblia del Oso  RV1569

No tuerças el derecho. No acceptes perſona, ni tomes cohecho, porque el cohecho ciega los ojos de los ſabios, y peruierte las palabras de los juſtos.

Ver Capítulo