x
Biblia Todo Logo

Biblia Online


Santiago 1:17 - Traducción en Lenguaje Actual

Santiago 1:17

Dios nunca cambia. Fue Dios quien creó todas las estrellas del cielo, y es quien nos da todo lo bueno y todo lo perfecto.

Ver Capítulo

Santiago 1:17 - Reina Valera 1960

Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación.

Ver Capítulo

Santiago 1:17 - Nueva Version Internacional

Toda buena dádiva y todo don perfecto descienden de lo alto, donde está el Padre que creó las lumbreras celestes, y que no cambia como los astros ni se mueve como las sombras.

Ver Capítulo

Santiago 1:17 - Nueva Versión Internacional 1999

Toda buena dádiva y todo don perfecto descienden de lo alto, donde está el Padre que creó las lumbreras celestes, y que no cambia como los astros ni se mueve como las sombras.

Ver Capítulo

Santiago 1:17 - Biblia de las Americas

Toda buena dádiva y todo don perfecto viene de lo alto, desciende del Padre de las luces, con el cual no hay cambio ni sombra de variación.

Ver Capítulo

Santiago 1:17 - Dios habla hoy

todo lo bueno y perfecto que se nos da, viene de arriba, de Dios, que creó los astros del cielo. Dios es siempre el mismo: en él no hay variaciones ni oscurecimientos.

Ver Capítulo

Santiago 1:17 - Kadosh Israelita Mesiánica

toda buena obra de ofrenda y todo lo perfecto viene del Padre quien hizo las lumbreras celestiales, con El no hay variación ni oscuridad causada por los cambios.

Ver Capítulo

Santiago 1:17 - Nueva Traducción Viviente

Todo lo que es bueno y perfecto desciende a nosotros de parte de Dios nuestro Padre, quien creó todas las luces de los cielos.* Él nunca cambia ni varía como una sombra en movimiento.*

Ver Capítulo

Santiago 1:17 - La Biblia del Oso  RV1569

Toda buena dadiua, y todo don perfeo es de lo alto, que deciende del Padre de las lumbres: en el qual no ay mudança, ni ſombra de variacion.

Ver Capítulo

Santiago 1:17 - Reina Valera Antigua 1602

Toda buena dádiva y todo don perfecto es de lo alto, que desciende del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación.

Ver Capítulo