x

Biblia Online

Anuncios


Salmos 8:2 - Traducción en Lenguaje Actual

Salmos 8:2

Con las primeras palabras de los niños más pequeños, y con los cantos de los niños mayores has construido una fortaleza por causa de tus enemigos. ¡Así has hecho callar a tus enemigos que buscan venganza!

Ver Capítulo

Salmos 8:2 - Reina Valera 1960

De la boca de los niños y de los que maman, fundaste la fortaleza, A causa de tus enemigos, Para hacer callar al enemigo y al vengativo.

Ver Capítulo

Salmos 8:2 - Nueva Version Internacional

Por causa de tus adversarios has hecho que brote la alabanza[2] de labios de los pequeñitos y de los niños de pecho, para silenciar al enemigo y al rebelde.

Ver Capítulo

Salmos 8:2 - Nueva Versión Internacional 1999

Por causa de tus adversarios has hecho que brote la alabanza[f] de labios de los pequeñitos y de los niños de pecho, para silenciar al enemigo y al rebelde.

Ver Capítulo

Salmos 8:2 - Biblia de las Americas

Por boca de los infantes y de los niños de pecho has establecido tu fortaleza, por causa de tus adversarios, para hacer cesar al enemigo y al vengativo.

Ver Capítulo

Salmos 8:2 - Dios habla hoy

Con la alabanza de los pequeños, de los niñitos de pecho, has construido una fortaleza por causa de tus enemigos, para acabar con rebeldes y adversarios. [2]

Ver Capítulo

Salmos 8:2 - Kadosh Israelita Mesiánica

De las bocas de los bebés e infantes de pecho has perfeccionado la alabanza, a causa de Tus enemigos; para que puedas derribar al enemigo y vengador.

Ver Capítulo

Salmos 8:2 - Nueva Traducción Viviente

A los niños y a los bebés les has enseñado a hablar de tu fuerza,* así silencias a tus enemigos y a todos los que se te oponen.

Ver Capítulo

Salmos 8:2 - La Biblia del Oso  RV1569

De la boca de los chiquitos y de loſque maman, fundaſte la fortaleza à cauſa de tus enemigos: para hazer ceßár àl enemigo, y àl que ſe venga.

Ver Capítulo

Salmos 8:2 - Reina Valera Antigua 1602

De la boca de los chiquitos y de los que maman, fundaste la fortaleza, A causa de tus enemigos, Para hacer cesar al enemigo, y al que se venga.

Ver Capítulo