x
Biblia Todo Logo

Biblia Online


Salmos 55:23 - Traducción en Lenguaje Actual

Salmos 55:23

Ver Capítulo

Salmos 55:23 - Reina Valera 1960

Mas tú, oh Dios, harás descender aquéllos al pozo de perdición. Los hombres sanguinarios y engañadores no llegarán a la mitad de sus días; Pero yo en ti confiaré.

Ver Capítulo

Salmos 55:23 - Nueva Version Internacional

Tú, oh Dios, abatirás a los impíos y los arrojarás en la fosa de la muerte; la gente sanguinaria y mentirosa no llegará ni a la mitad de su vida. Yo, por mi parte, en ti confío.

Ver Capítulo

Salmos 55:23 - Nueva Versión Internacional 1999

Tú, oh Dios, abatirás a los impíos y los arrojarás en la fosa de la muerte; la gente sanguinaria y mentirosa no llegará ni a la mitad de su vida. Yo, por mi parte, en ti confío.

Ver Capítulo

Salmos 55:23 - Biblia de las Americas

Pero tú, oh Dios, los harás caer al pozo de la destrucción; los hombres sanguinarios y engañadores no vivirán la mitad de sus días; mas yo en ti confiaré.

Ver Capítulo

Salmos 55:23 - Dios habla hoy

Dios mío, los asesinos y mentirosos no vivirán ni la mitad de su vida; tú harás que caigan al fondo del sepulcro, pero yo confío en ti. [1]

Ver Capítulo

Salmos 55:23 - Kadosh Israelita Mesiánica

Mas Tú los derribarás, O Elohim, al pozo de la destrucción. Esos hombres, tan sanguinarios y traicioneros, no vivirán la mitad de sus días. Pero por mi parte, O YAHWEH, yo pongo mi confianza en ti.

Ver Capítulo

Salmos 55:23 - Nueva Traducción Viviente

Pero tú, oh Dios, mandarás a los perversos a la fosa de destrucción; los asesinos y los mentirosos morirán jóvenes, pero yo confío en que tú me salves.

Ver Capítulo

Salmos 55:23 - La Biblia del Oso  RV1569

Y tu, ò Dios, los harás decendir àl pozo de la ſepultura; los varones de ſangre y engañadores no demediarán ſus dias: mas yo confiaré en ti.

Ver Capítulo

Salmos 55:23 - Reina Valera Antigua 1602

Mas tú, oh Dios, harás descender aquéllos al pozo de la sepultura: Los hombres sanguinarios y engañadores no demediarán sus días: Empero yo confiaré en ti.

Ver Capítulo