x
Biblia Todo Logo

Biblia Online


Romanos 13:1 - Traducción en Lenguaje Actual

Romanos 13:1

Sólo Dios puede darle autoridad a una persona, y es él quien les ha dado poder a los gobernantes que tenemos. Por lo tanto, debemos obedecer a las autoridades del gobierno.

Ver Capítulo

Romanos 13:1 - Reina Valera 1960

Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas.

Ver Capítulo

Romanos 13:1 - Nueva Version Internacional

Todos deben someterse a las autoridades públicas, pues no hay autoridad que Dios no haya dispuesto, así que las que existen fueron establecidas por él.

Ver Capítulo

Romanos 13:1 - Nueva Versión Internacional 1999

El respeto a las autoridades Todos deben someterse a las autoridades públicas, pues no hay autoridad que Dios no haya dispuesto, así que las que existen fueron establecidas por él.

Ver Capítulo

Romanos 13:1 - Biblia de las Americas

Sométase toda persona a las autoridades que gobiernan; porque no hay autoridad sino de Dios, y las que existen, por Dios son constituidas.

Ver Capítulo

Romanos 13:1 - Dios habla hoy

Todos deben someterse a las personas que ejercen la autoridad. Porque no hay autoridad que no venga de Dios, y las que existen, fueron puestas por él.

Ver Capítulo

Romanos 13:1 - Kadosh Israelita Mesiánica

Todos tienen que obedecer las autoridades gobernantes. Porque no hay autoridad que no sea de YAHWEH, y las autoridades existentes han sido puestas por YAHWEH.

Ver Capítulo

Romanos 13:1 - Nueva Traducción Viviente

Toda persona debe someterse a las autoridades de gobierno, pues toda autoridad proviene de Dios, y los que ocupan puestos de autoridad están allí colocados por Dios.

Ver Capítulo

Romanos 13:1 - La Biblia del Oso  RV1569

Toda anima ſea ſujeta à las poteſtades ſuperiores: porque no ay poteſtad ſino de Dios: y las q̃ ſon, de Dios ſon ordenadas.

Ver Capítulo

Romanos 13:1 - Reina Valera Antigua 1602

TODA alma se someta á las potestades superiores; porque no hay potestad sino de Dios; y las que son, de Dios son ordenadas.

Ver Capítulo