Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Marcos 6:56 - Traducción en Lenguaje Actual

Marcos 6:56

A dondequiera que iba Jesús, ya fuera por aldeas, pueblos o campos, la gente ponía a los enfermos en las calles. Y cuando él pasaba, le rogaban que dejara que los enfermos tocaran, por lo menos, el borde de su ropa. Y todos los que lo tocaban quedaban sanos.

Ver Capítulo

Marcos 6:56 - Reina Valera 1960

Y dondequiera que entraba, en aldeas, ciudades o campos, ponían en las calles a los que estaban enfermos, y le rogaban que les dejase tocar siquiera el borde de su manto; y todos los que le tocaban quedaban sanos.

Ver Capítulo

Marcos 6:56 - Nueva Version Internacional

Y dondequiera que iba, en pueblos, ciudades o caseríos, colocaban a los enfermos en las plazas. Le suplicaban que les permitiera tocar siquiera el borde de su manto, y quienes lo tocaban quedaban sanos.

Ver Capítulo

Marcos 6:56 - Biblia de las Americas

Y dondequiera que El entraba en aldeas, ciudades o campos, ponían a los enfermos en las plazas, y le rogaban que les permitiera tocar siquiera el borde de su manto; y todos los que lo tocaban quedaban curados.

Ver Capítulo

Marcos 6:56 - Dios habla hoy

y dondequiera que él entraba, y a fuera en las aldeas, en los pueblos o en los campos, ponían a los enfermos en las calles y le rogaban que los dejara tocar siquiera el borde de su capa; y todos los que la tocaban, quedaban sanos.

Ver Capítulo

Marcos 6:56 - Nueva Traducción Viviente

Por donde iba —fueran aldeas, ciudades o granjas —le llevaban enfermos a las plazas. Le suplicaban que permitiera a los enfermos tocar al menos el fleco de su túnica, y todos los que tocaban a Jesús eran sanados.

Ver Capítulo

Marcos 6:56 - Palabra de Dios para Todos

Jesús visitó varios pueblos, ciudades y campos. La gente llegaba con sus enfermos a las plazas donde él estaba. Le rogaban que los dejara tan sólo tocar el borde de su capa. Todos los que tocaron la capa de Jesús fueron sanados.

Ver Capítulo

Marcos 6:56 - Biblia de Jerusalén 1998

Y dondequiera que entraba, en pueblos, ciudades o aldeas, colocaban a los enfermos en las plazas y le pedían que tocaran siquiera la orla de su manto; y cuantos la tocaron quedaban salvados.

Ver Capítulo

Marcos 6:56 - Kadosh Israelita Mesiánica

Donde quiera que iba en pueblos, aldeas y ciudades la gente ponía a los enfermos en las plazas de mercado. Le rogaban que sólo dejara tocar tan siquiera los tzitziyot de su manto, y todos los que los tocaban eran sanados.[37]

Ver Capítulo