Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Jueces 1:35 - Traducción en Lenguaje Actual

Jueces 1:35

Así que los amorreos se quedaron en Jeres, Aialón y Saalbim. Tiempo después, los de Efraín y de Manasés se hicieron más poderosos y obligaron a los amorreos a trabajar para ellos.

Ver Capítulo

Jueces 1:35 - Reina Valera 1960

Y el amorreo persistió en habitar en el monte de Heres, en Ajalón y en Saalbim; pero cuando la casa de José cobró fuerzas, lo hizo tributario.

Ver Capítulo

Jueces 1:35 - Nueva Version Internacional

Los amorreos también estaban decididos a permanecer en el monte Heres, en Ayalón y en Salbín. Pero cuando se acrecentó el poder de la tribu de José, los amorreos también fueron sometidos a trabajos forzados.

Ver Capítulo

Jueces 1:35 - Biblia de las Americas

Y los amorreos persistieron en habitar en el monte de Heres, en Ajalón y en Saalbim; pero cuando el poder de la casa de José se fortaleció, fueron sometidos a trabajos forzados.

Ver Capítulo

Jueces 1:35 - Dios habla hoy

El amorreo persistió en habitar en el monte de Heres, en Ajalón[36] y en Saalbim, pero cuando la casa de José cobró fuerzas, lo hizo tributario.

Ver Capítulo

Jueces 1:35 - Nueva Traducción Viviente

Los amorreos estaban decididos a quedarse en el monte Heres, en Ajalón y en Saalbim; pero cuando los descendientes de José aumentaron en fuerza, obligaron a los amorreos a trabajar como esclavos.

Ver Capítulo

Jueces 1:35 - Palabra de Dios para Todos

Los amorreos también estaban decididos a permanecer en el monte Heres, en Ayalón y en Salbín, pero cuando los de la tribu de José se fortalecieron, sometieron a los amorreos a trabajos forzados.

Ver Capítulo

Jueces 1:35 - Biblia de Jerusalén 1998

Los amorreos se mantuvieron en Har Jeres, en Ayalón y en Saalbín, pero luego cargó pesadamente sobre ellos la mano de la casa de José y fueron reducidos a tributo.

Ver Capítulo

Jueces 1:35 - Kadosh Israelita Mesiánica

Los Emori habían resuelto habitar las montañas de Heres, en Ayalon y en Shaalvim; pero cuando el poder de la casa de Yosef se engrandeció, ellos se volvieron a trabajo forzoso.

Ver Capítulo