Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Isaías 47:6 - Traducción en Lenguaje Actual

Isaías 47:6

»Yo me enojé con mi pueblo; me enojé con los israelitas y los dejé caer en tu poder. Pero tú, Babilonia, no te compadeciste de ellos, y maltrataste a los ancianos con una carga muy pesada.

Ver Capítulo

Isaías 47:6 - Reina Valera 1960

Me enojé contra mi pueblo, profané mi heredad, y los entregué en tu mano; no les tuviste compasión; sobre el anciano agravaste mucho tu yugo.

Ver Capítulo

Isaías 47:6 - Nueva Version Internacional

Yo estaba enojado con mi pueblo; por eso profané mi heredad. Los entregué en tu mano, y no les tuviste compasión. un yugo muy pesado.

Ver Capítulo

Isaías 47:6 - Biblia de las Americas

Estaba enojado contra mi pueblo, profané mi heredad y en tu mano los entregué; no les mostraste compasión, sobre el anciano hiciste muy pesado tu yugo,

Ver Capítulo

Isaías 47:6 - Dios habla hoy

Cuando estuve enojado con mi pueblo, entregué mi propia nación a la deshonra y los dejé caer en tu poder. Tú no tuviste compasión de ellos, y pusiste sobre los ancianos tu pesado yugo.

Ver Capítulo

Isaías 47:6 - Nueva Traducción Viviente

Pues yo estaba enojado con mi pueblo escogido y lo castigué al dejar que cayera en tus manos. Sin embargo, tú, Babilonia, no les tuviste compasión. Hasta oprimiste a los ancianos.

Ver Capítulo

Isaías 47:6 - Palabra de Dios para Todos

Me enojé con mi pueblo; no le di honra a mi propia posesión. Dejé que cayeran en tus manos. No tuviste compasión de ellos, incluso a los viejos los pusiste a trabajar duramente.

Ver Capítulo

Isaías 47:6 - Biblia de Jerusalén 1998

Irritado estaba yo contra mi pueblo, había profanado mi heredad y en tus manos los había entregado; pero tú no tuviste piedad de ellos; hiciste caer pesadamente tu yugo sobre el anciano.

Ver Capítulo

Isaías 47:6 - Kadosh Israelita Mesiánica

Estuve provocado por mi pueblo, ° tú has profanado mi herencia. ° Yo los entregué a tu mano, pero tú no les mostraste ninguna misericordia; ° hiciste tu yugo muy pesado, aun sobre los ancianos.

Ver Capítulo