x
Biblia Todo Logo

Biblia Online



Hechos 5:23 - Traducción en Lenguaje Actual

Hechos 5:23

«La cárcel estaba bien cerrada, y los soldados vigilaban las entradas, pero cuando abrimos la celda no encontramos a nadie.»

Ver Capítulo

Hechos 5:23 - Reina Valera 1960

diciendo: Por cierto, la cárcel hemos hallado cerrada con toda seguridad, y los guardas afuera de pie ante las puertas; mas cuando abrimos, a nadie hallamos dentro.

Ver Capítulo

Hechos 5:23 - Nueva Version Internacional

"Encontramos la cárcel cerrada, con todas las medidas de seguridad, y a los guardias firmes a las puertas; pero cuando abrimos, no encontramos a nadie adentro."

Ver Capítulo

Hechos 5:23 - Nueva Versión Internacional 1999

«Encontramos la cárcel cerrada, con todas las medidas de seguridad, y a los guardias firmes a las puertas; pero cuando abrimos, no encontramos a nadie adentro.»

Ver Capítulo

Hechos 5:23 - Biblia de las Americas

diciendo: Encontramos la cárcel cerrada con toda seguridad y los guardias de pie a las puertas; pero cuando abrimos, a nadie hallamos dentro.

Ver Capítulo

Hechos 5:23 - Dios habla hoy

diciendo: –Encontramos la cárcel perfectamente cerrada, y a los soldados vigilando delante de las puertas; pero cuando abrimos, no encontramos a nadie dentro.

Ver Capítulo

Hechos 5:23 - Kadosh Israelita Mesiánica

"Fuimos y encontramos la prisión cerrada con toda seguridad, y los guardias de pie guardando las puertas; pero cuando abrimos, ¡no había nadie allí!"

Ver Capítulo

Hechos 5:23 - Nueva Traducción Viviente

«La cárcel estaba bien cerrada, los guardias estaban afuera en sus puestos pero, cuando abrimos las puertas, ¡no había nadie!».

Ver Capítulo

Hechos 5:23 - La Biblia del Oso  RV1569

Diziendo, Cierto la carcel hallamos cerrada cõ toda diligencia, y las guardas q̃ eſtauan delante delas puertas: mas como abrimos, à nadie hallamos dentro.

Ver Capítulo

Hechos 5:23 - Reina Valera Antigua 1602

Diciendo: Por cierto, la cárcel hemos hallado cerrada con toda seguridad, y los guardas que estaban delante de las puertas; mas cuando abrimos, á nadie hallamos dentro.

Ver Capítulo