x

Biblia Online

Anuncios


Hechos 15:24 - Traducción en Lenguaje Actual

Hechos 15:24

Hemos sabido que algunos de aquí han ido a verlos, sin nuestro permiso, y los han confundido con sus enseñanzas.

Ver Capítulo

Hechos 15:24 - Reina Valera 1960

Por cuanto hemos oído que algunos que han salido de nosotros, a los cuales no dimos orden, os han inquietado con palabras, perturbando vuestras almas, mandando circuncidaros y guardar la ley,

Ver Capítulo

Hechos 15:24 - Nueva Version Internacional

Nos hemos enterado de que algunos de los nuestros, sin nuestra autorización, los han inquietado a ustedes, alarmándoles con lo que les han dicho.

Ver Capítulo

Hechos 15:24 - Nueva Versión Internacional 1999

Nos hemos enterado de que algunos de los nuestros, sin nuestra autorización, los han inquietado a ustedes, alarmándoles con lo que les han dicho.

Ver Capítulo

Hechos 15:24 - Biblia de las Americas

Puesto que hemos oído que algunos de entre nosotros, a quienes no autorizamos, os han inquietado con sus palabras, perturbando vuestras almas,

Ver Capítulo

Hechos 15:24 - Dios habla hoy

Hemos sabido que algunas personas han ido de aquí sin nuestra autorización, y que los han molestado a ustedes con sus palabras, y los han confundido.

Ver Capítulo

Hechos 15:24 - Kadosh Israelita Mesiánica

Hemos oído que alguna gente ha salido de entre nosotros sin nuestra autorización, y que ellos los han turbado con sus palabras, trastornando sus mentes.

Ver Capítulo

Hechos 15:24 - Nueva Traducción Viviente

»Tenemos entendido que unos hombres de aquí los han perturbado e inquietado con su enseñanza, ¡pero nosotros no los enviamos!

Ver Capítulo

Hechos 15:24 - La Biblia del Oso  RV1569

Por quãto auemos oydo q̃ algunos q̃ hã ſalido de noſotros hos hã inquietado cõ palabras, traſtornãdo vueſtras animas, mãdando circũcidaros y guardar la Ley, à los quales no mandamos.

Ver Capítulo

Hechos 15:24 - Reina Valera Antigua 1602

Por cuanto hemos oído que algunos que han salido de nosotros, os han inquietado con palabras, trastornando vuestras almas, mandando circuncidaros y guardar la ley, á los cuales no mandamos;

Ver Capítulo