x
Biblia Todo Logo

Biblia Online


Hebreos 13:3 - Traducción en Lenguaje Actual

Hebreos 13:3

Preocúpense por los hermanos que están en la cárcel y por los que han sido maltratados. Piensen cómo se sentirían ustedes si estuvieran en la misma situación.

Ver Capítulo

Hebreos 13:3 - Reina Valera 1960

Acordaos de los presos, como si estuvierais presos juntamente con ellos; y de los maltratados, como que también vosotros mismos estáis en el cuerpo.

Ver Capítulo

Hebreos 13:3 - Nueva Version Internacional

Acuérdense de los presos, como si ustedes fueran sus compañeros de cárcel, y también de los que son maltratados, como si fueran ustedes mismos los que sufren.

Ver Capítulo

Hebreos 13:3 - Nueva Versión Internacional 1999

Acuérdense de los presos, como si ustedes fueran sus compañeros de cárcel, y también de los que son maltratados, como si fueran ustedes mismos los que sufren.

Ver Capítulo

Hebreos 13:3 - Biblia de las Americas

Acordaos de los presos, como si estuvierais presos con ellos, y de los maltratados, puesto que también vosotros estáis en el cuerpo.

Ver Capítulo

Hebreos 13:3 - Dios habla hoy

Acuérdense de los presos, como si también ustedes estuvieran presos con ellos. Piensen en los que han sido maltratados, y a que ustedes también pueden pasar por lo mismo.

Ver Capítulo

Hebreos 13:3 - Kadosh Israelita Mesiánica

Recuerden aquellos en prisión y los que están siendo maltratados, como si ustedes estuvieran en prisión con ellos y soportando sus torturas en sí mismos.

Ver Capítulo

Hebreos 13:3 - Nueva Traducción Viviente

Acuérdense de aquellos que están en prisión, como si ustedes mismos estuvieran allí. Acuérdense también de los que son maltratados, como si ustedes mismos sintieran en carne propia el dolor de ellos.

Ver Capítulo

Hebreos 13:3 - La Biblia del Oso  RV1569

Acordaos de los preſos como preſos juntamente con ellos: y de los trabajados, como tambien voſotros miſmos ſoys del cuerpo.

Ver Capítulo

Hebreos 13:3 - Reina Valera Antigua 1602

Acordaos de los presos, como presos juntamente con ellos; y de los afligidos, como que también vosotros mismos sois del cuerpo.

Ver Capítulo