x
Biblia Todo Logo

Biblia Online



Habacuc 3:14 - Traducción en Lenguaje Actual

Habacuc 3:14

Sus orgullosos jinetes nos atacaron con la furia de una tempestad; querían dispersarnos y destruirnos, pues no podíamos defendernos. ¡Pero tú los mataste con sus propias flechas!

Ver Capítulo

Habacuc 3:14 - Reina Valera 1960

Horadaste con sus propios dardos las cabezas de sus guerreros, Que como tempestad acometieron para dispersarme, Cuyo regocijo era como para devorar al pobre encubiertamente.

Ver Capítulo

Habacuc 3:14 - Nueva Version Internacional

Con tu lanza les partiste la cabeza a sus guerreros, que enfurecidos querían dispersarme, que con placer arrogante se lanzaron contra mí, como quien se lanza contra un pobre indefenso.[3]

Ver Capítulo

Habacuc 3:14 - Nueva Versión Internacional 1999

Con tu lanza les partiste la cabeza a sus guerreros, que enfurecidos querían dispersarme, que con placer arrogante se lanzaron contra mí, como quien se lanza contra un pobre indefenso.[h]

Ver Capítulo

Habacuc 3:14 - Biblia de las Americas

Traspasaste con sus propios dardos la cabeza de sus guerreros que irrumpieron para dispersarnos; su regocijo fue como el de los que devoran en secreto a los oprimidos.

Ver Capítulo

Habacuc 3:14 - Dios habla hoy

Mataste a su jefe con sus propias flechas, cuando sus jinetes, como una tempestad, se lanzaron arrogantes a dispersar a los indefensos, para destruirlos en secreto.

Ver Capítulo

Habacuc 3:14 - Kadosh Israelita Mesiánica

Tú cortaste las cabezas de príncipes en asombro, ° ellos temblarán, romperán sus riendas, ° serán como hombre pobre devorando en secreto, °

Ver Capítulo

Habacuc 3:14 - Nueva Traducción Viviente

Con sus propias armas destruiste al jefe de los que se lanzaron como un torbellino, pensando que Israel sería presa fácil.

Ver Capítulo

Habacuc 3:14 - La Biblia del Oso  RV1569

Horadaſte con ſus baculos las Cabeças de ſus villas, que como tempeſtad acometieron para derramarme: ſu orgullo era como para tragar pobre encubiertamente.

Ver Capítulo

Habacuc 3:14 - Reina Valera Antigua 1602

Horadaste con sus báculos las cabezas de sus villas, Que como tempestad acometieron para derramarme: Su orgullo era como para devorar al pobre encubiertamente.

Ver Capítulo