Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Ester 3:8 - Traducción en Lenguaje Actual

Ester 3:8

Entonces Amán le dijo al rey Asuero: —Majestad, en su reino vive gente de otra raza. Se los encuentra uno por todos lados. Tienen leyes diferentes y no obedecen las órdenes de Su Majestad. No es conveniente dejarlos vivir en el reino.

Ver Capítulo

Ester 3:8 - Reina Valera 1960

Y dijo Amán al rey Asuero: Hay un pueblo esparcido y distribuido entre los pueblos en todas las provincias de tu reino, y sus leyes son diferentes de las de todo pueblo, y no guardan las leyes del rey, y al rey nada le beneficia el dejarlos vivir.

Ver Capítulo

Ester 3:8 - Nueva Version Internacional

Entonces Amán le dijo al rey Asuero: Hay cierto pueblo disperso y diseminado entre los pueblos de todas las provincias del reino, cuyas leyes y costumbres son diferentes de las de todos los demás. ¡No obedecen las leyes del reino, y a Su Majestad no le conviene tolerarlos!

Ver Capítulo

Ester 3:8 - Biblia de las Americas

Y Amán dijo al rey Asuero: Hay un pueblo esparcido y diseminado entre los pueblos en todas las provincias de tu reino; sus leyes son diferentes de las de todos los demás pueblos, y no guardan las leyes del rey, así que no conviene al rey dejarlos vivos .

Ver Capítulo

Ester 3:8 - Dios habla hoy

Entonces dijo Amán al rey Asuero: –Entre todos los pueblos que componen las provincias del reino de Su Majestad, hay uno que vive separado de los demás; tiene leyes distintas de las de otros pueblos, y no cumple las órdenes de Su Majestad. No conviene a Su Majestad que este pueblo siga viviendo en su reino.

Ver Capítulo

Ester 3:8 - Nueva Traducción Viviente

Luego Amán se acercó al rey Jerjes y le dijo: —Hay cierta raza dispersada por todas las provincias del imperio que se mantiene aislada de todas las demás. Tienen leyes diferentes de los demás pueblos y se niegan a obedecer las leyes del rey. Por lo tanto, no conviene a los intereses del rey que ese pueblo siga con vida.

Ver Capítulo

Ester 3:8 - Palabra de Dios para Todos

Amán fue ante el rey Jerjes y le dijo: —Hay un pueblo esparcido por todas las provincias del reino. Ese pueblo no se junta con la otra gente y tiene costumbres diferentes a las de los demás. Ellos no obedecen las leyes del rey y no es conveniente que el rey les permita seguir viviendo en su reino.

Ver Capítulo

Ester 3:8 - Biblia de Jerusalén 1998

Amán dijo al rey Asuero: "Hay un pueblo disperso y diseminado entre los pueblos de todas las provincias de tu reino, con sus leyes, distintas de las de todas las naciones, y que no cumplen las leyes reales. No conviene al rey dejarlos en paz.

Ver Capítulo

Ester 3:8 - Kadosh Israelita Mesiánica

Entonces Haman dijo a Ajashverosh: "Hay una nación particular esparcida y dispersa entre las naciones de todo tu reino. ° Sus leyes son diferentes a las de todas las otras naciones; además, ellos desobedecen las leyes del rey. No es oportuno del rey tolerarlos.

Ver Capítulo