Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Deuteronomio 2:22 - Traducción en Lenguaje Actual

Deuteronomio 2:22

Lo mismo habían hecho los descendientes de Esaú en la región de Seír.

Ver Capítulo

Deuteronomio 2:22 - Reina Valera 1960

como hizo Jehová con los hijos de Esaú que habitaban en Seir, delante de los cuales destruyó a los horeos; y ellos sucedieron a éstos, y habitaron en su lugar hasta hoy.

Ver Capítulo

Deuteronomio 2:22 - Nueva Version Internacional

Lo mismo hizo el Señor en favor de los descendientes de Esaú, que vivían en Seír, cuando por medio de ellos destruyó a los horeos. A éstos los desalojó para que los descendientes de Esaú se establecieran en su lugar, y hasta el día de hoy residen allí.

Ver Capítulo

Deuteronomio 2:22 - Biblia de las Americas

tal como Dios hizo con los hijos de Esaú, que habitan en Seir, cuando destruyó a los horeos delante de ellos; y ellos los desalojaron, y se establecieron en su lugar hasta hoy.

Ver Capítulo

Deuteronomio 2:22 - Dios habla hoy

El caso era semejante al de los descendientes de Esaú, que habitaban en Seír y que exterminaron a los horeos para quedarse a vivir allí. [5]

Ver Capítulo

Deuteronomio 2:22 - Nueva Traducción Viviente

Lo mismo hizo por los descendientes de Esaú, que vivían en Seir, pues destruyó a los horeos para que los de Esaú pudieran establecerse allí. Los descendientes de Esaú viven en esa tierra hasta el día de hoy.

Ver Capítulo

Deuteronomio 2:22 - Palabra de Dios para Todos

Él les ayudó igualmente a los descendientes de Esaú que vivían en Seír cuando destruyó a los horeos ante ellos, para que tomaran su tierra y vivieran ahí hasta el día de hoy.

Ver Capítulo

Deuteronomio 2:22 - Biblia de Jerusalén 1998

Así había hecho también en favor de los hijos de Esaú, que habitaban en Seír, exterminando al llegar ellos a los joritas; aquéllos los desalojaron y se establecieron en su lugar hasta el día de hoy.

Ver Capítulo

Deuteronomio 2:22 - Kadosh Israelita Mesiánica

así como El destruyó a los Horim según los hijos de Esav avanzaron a Seir y se asentaron en su lugar, donde viven hasta este día.

Ver Capítulo