x
Biblia Todo Logo

Biblia Online



Daniel 6:2 - Traducción en Lenguaje Actual

Daniel 6:2

A esos ciento veinte los vigilaban tres jefes superiores a ellos. Uno de esos tres jefes era Daniel.

Ver Capítulo

Daniel 6:2 - Reina Valera 1960

Y sobre ellos tres gobernadores, de los cuales Daniel era uno, a quienes estos sátrapas diesen cuenta, para que el rey no fuese perjudicado.

Ver Capítulo

Daniel 6:2 - Nueva Version Internacional

y tres administradores, uno de los cuales era Daniel. Estos sátrapas eran responsables ante los administradores, a fin de que los intereses del rey no se vieran afectados.

Ver Capítulo

Daniel 6:2 - Nueva Versión Internacional 1999

y tres administradores, uno de los cuales era Daniel. Estos sátrapas eran responsables ante los administradores, a fin de que los intereses del rey no se vieran afectados.

Ver Capítulo

Daniel 6:2 - Biblia de las Americas

y sobre ellos, tres funcionarios (uno de los cuales era Daniel) a quienes estos sátrapas rindieran cuenta, para que el rey no fuera perjudicado.

Ver Capítulo

Daniel 6:2 - Dios habla hoy

Al frente de ellos puso tres supervisores, para que vigilaran la administración de los gobernadores, con el fin de que el rey no saliera perjudicado en nada. Uno de los supervisores era Daniel,

Ver Capítulo

Daniel 6:2 - Kadosh Israelita Mesiánica

con tres ministros sobre ellos, de los cuales Dani'el era uno, para que los gobernadores fueran responsables a ellos y el rey no fuera molestado.

Ver Capítulo

Daniel 6:2 - Nueva Traducción Viviente

Asimismo, el rey escogió a Daniel y a dos personas más como administradores para que supervisaran a los altos funcionarios y protegieran los intereses del rey.

Ver Capítulo

Daniel 6:2 - La Biblia del Oso  RV1569

Y ſobre ellos tres preſidentes, de los quales Daniel era el vno, à los quales eſtos gouernadores dießen cuenta, porq̃ el Rey no tuuieße moleſtia.

Ver Capítulo

Daniel 6:2 - Reina Valera Antigua 1602

Y sobre ellos tres presidentes, de los cuales Daniel era el uno, á quienes estos gobernadores diesen cuenta, porque el rey no recibiese daño.

Ver Capítulo