x

Biblia Online

Anuncios


2 Corintios 3:2 - Traducción en Lenguaje Actual

2 Corintios 3:2

Todos pueden ver claramente el bien que Cristo ha hecho en la vida de ustedes. Para que la gente hable bien de nosotros, sólo tiene que fijarse en ustedes. Porque ustedes son como una carta que habla en favor nuestro. Cristo mismo la escribió en nuestro corazón, para que nosotros la presentemos. No la escribió en piedra, ni con tinta, sino que la escribió con el Espíritu del Dios vivo. Y esa carta está a la vista de todos los que la quieran leer.

Ver Capítulo

2 Corintios 3:2 - Reina Valera 1960

Nuestras cartas sois vosotros, escritas en nuestros corazones, conocidas y leídas por todos los hombres;

Ver Capítulo

2 Corintios 3:2 - Nueva Version Internacional

Ustedes mismos son nuestra carta, escrita en nuestro corazón, conocida y leída por todos.

Ver Capítulo

2 Corintios 3:2 - Nueva Versión Internacional 1999

Ustedes mismos son nuestra carta, escrita en nuestro corazón, conocida y leída por todos.

Ver Capítulo

2 Corintios 3:2 - Biblia de las Americas

Vosotros sois nuestra carta, escrita en nuestros corazones, conocida y leída por todos los hombres,

Ver Capítulo

2 Corintios 3:2 - Dios habla hoy

Ustedes mismos son la única carta de recomendación que necesitamos: una carta escrita en nuestro corazón, la cual todos conocen y pueden leer.

Ver Capítulo

2 Corintios 3:2 - Kadosh Israelita Mesiánica

Ustedes mismos son nuestra carta de recomendación, escrita en nuestros corazones, conocida y leída por todos.

Ver Capítulo

2 Corintios 3:2 - Nueva Traducción Viviente

La única carta de recomendación que necesitamos son ustedes mismos. Sus vidas son una carta escrita en nuestro* corazón; todos pueden leerla y reconocer el buen trabajo que hicimos entre ustedes.

Ver Capítulo

2 Corintios 3:2 - La Biblia del Oso  RV1569

Nueſtras letras ſoys voſotros miſmos eſcriptas en nueſtros coraçones las quales ſon ſabidas y leydas de todos los hõbres:

Ver Capítulo

2 Corintios 3:2 - Reina Valera Antigua 1602

Nuestras letras sois vosotros, escritas en nuestros corazones, sabidas y leídas de todos los hombres;

Ver Capítulo