Biblia Todo Logo

La Biblia Online


1 Samuel 25:25 - Traducción en Lenguaje Actual

1 Samuel 25:25

Ver Capítulo

1 Samuel 25:25 - Reina Valera 1960

No haga caso ahora mi señor de ese hombre perverso, de Nabal; porque conforme a su nombre, así es. El se llama Nabal, y la insensatez está con él; mas yo tu sierva no vi a los jóvenes que tú enviaste.

Ver Capítulo

1 Samuel 25:25 - Nueva Version Internacional

No haga usted caso de ese grosero de Nabal, pues le hace honor a su *nombre, que significa necio. La necedad lo acompaña por todas partes. Yo, por mi parte, no vi a los mensajeros que usted, mi señor, envió.

Ver Capítulo

1 Samuel 25:25 - Biblia de las Americas

Ruego a mi señor que no haga caso a este hombre indigno, Nabal, porque conforme a su nombre, así es. Se llama Nabal, y la insensatez está con él; mas yo tu sierva no vi a los jóvenes que tú, mi señor, enviaste.

Ver Capítulo

1 Samuel 25:25 - Dios habla hoy

No haga usted caso de Nabal, ese hombre grosero, porque él, haciendo honor a su nombre, [2] es realmente un estúpido. Siempre actúa con estupidez. Esta servidora de usted no vio a los criados que usted mandó.

Ver Capítulo

1 Samuel 25:25 - Nueva Traducción Viviente

Sé que Nabal es un hombre perverso y de mal genio; por favor, no le haga caso. Es un necio, como significa su nombre.* Pero yo ni siquiera vi a los hombres que usted envió.

Ver Capítulo

1 Samuel 25:25 - Palabra de Dios para Todos

Yo no vi a los hombres que usted mandó. No ponga atención al insensato de Nabal, que bien le hace honor a su nombre, que significa insensato. En realidad es un hombre insensato.

Ver Capítulo

1 Samuel 25:25 - Biblia de Jerusalén 1998

No haga caso mi señor de este necio de Nabal; porque le va bien el nombre: necio se llama y la vileza está con él; yo, tu sierva, no vi a los siervos que mi señor había enviado.

Ver Capítulo

1 Samuel 25:25 - Kadosh Israelita Mesiánica

¡Por favor! Mi señor no debe prestar atención a esta persona pestilente, Naval, porque de acuerdo a su nombre así es él, Naval es su nombre, y la imprudencia está con él, pero yo, tu sirvienta no vi a los sirvientes de mi señor quienes tú mandaste.

Ver Capítulo