Biblia Todo Logo

La Biblia Online


1 Juan 4:6 - Traducción en Lenguaje Actual

1 Juan 4:6

Pero nosotros pertenecemos a Dios, y podemos saber quién tiene el Espíritu que dice la verdad y quién tiene el espíritu del engaño. El que es de Dios nos hace caso, pero el que no es de Dios nos ignora.

Ver Capítulo

1 Juan 4:6 - Reina Valera 1960

Nosotros somos de Dios; el que conoce a Dios, nos oye; el que no es de Dios, no nos oye. En esto conocemos el espíritu de verdad y el espíritu de error.

Ver Capítulo

1 Juan 4:6 - Nueva Version Internacional

Nosotros somos de Dios, y todo el que conoce a Dios nos escucha; pero el que no es de Dios no nos escucha. Así distinguimos entre el Espíritu de la verdad y el espíritu del engaño.

Ver Capítulo

1 Juan 4:6 - Biblia de las Americas

Nosotros somos de Dios; el que conoce a Dios, nos oye; el que no es de Dios, no nos oye. En esto conocemos el espíritu de la verdad y el espíritu del error.

Ver Capítulo

1 Juan 4:6 - Dios habla hoy

En cambio, nosotros somos de Dios. El que conoce a Dios nos escucha, pero el que no es de Dios no nos escucha. En esto, pues, podemos conocer quién tiene el espíritu de la verdad[3] y quién tiene el espíritu del engaño.

Ver Capítulo

1 Juan 4:6 - Nueva Traducción Viviente

En cambio, nosotros pertenecemos a Dios, y los que conocen a Dios nos prestan atención. Como ellos no pertenecen a Dios, no nos prestan atención. Así es como sabemos si alguien tiene el Espíritu de verdad o el espíritu de engaño.

Ver Capítulo

1 Juan 4:6 - Palabra de Dios para Todos

Nosotros somos de Dios, y el que conoce a Dios hace caso de lo que decimos; pero el que no conoce a Dios no nos hace caso. Así es como podemos diferenciar al espíritu verdadero del falso.

Ver Capítulo

1 Juan 4:6 - Biblia de Jerusalén 1998

Nosotros somos de Dios. El que conoce a Dios nos escucha, el que no es de Dios no nos escucha. En esto reconocemos el espíritu de la verdad y el espíritu del error.

Ver Capítulo

1 Juan 4:6 - Kadosh Israelita Mesiánica

Nosotros somos de YAHWEH. Cualquiera que conozca a YAHWEH, nos escucha; cualquiera que no sea de YAHWEH, no nos escucha. Así es como distinguimos entre el Ruaj de Verdad y el ruaj de error.[30]

Ver Capítulo