x
Biblia Todo Logo

Biblia Online



Tito 2:12 - Reina Valera 1960

Tito 2:12

enseñándonos que, renunciando a la impiedad y a los deseos mundanos, vivamos en este siglo sobria, justa y piadosamente,

Ver Capítulo

Tito 2:12 - Traducción en Lenguaje Actual

pues les ha ofrecido la posibilidad de salvarse del castigo que merecen. Ese amor de Dios nos enseña que debemos dejar de hacer el mal, y no desear lo malo de este mundo. También nos enseña que, en este mundo, debemos ser honestos y fieles a Dios, y pensar bien lo que hacemos.

Ver Capítulo

Tito 2:12 - Nueva Version Internacional

y nos enseña a rechazar la impiedad y las pasiones mundanas. Así podremos vivir en este mundo con justicia, piedad y dominio propio,

Ver Capítulo

Tito 2:12 - Nueva Versión Internacional 1999

y nos enseña a rechazar la impiedad y las pasiones mundanas. Así podremos vivir en este mundo con justicia, piedad y dominio propio,

Ver Capítulo

Tito 2:12 - Biblia de las Americas

enseñándonos, que negando la impiedad y los deseos mundanos, vivamos en este mundo sobria, justa y piadosamente,

Ver Capítulo

Tito 2:12 - Dios habla hoy

Esa bondad de Dios nos enseña a renunciar a la maldad y a los deseos mundanos, y a llevar en el tiempo presente una vida de buen juicio, rectitud y piedad,

Ver Capítulo

Tito 2:12 - Kadosh Israelita Mesiánica

Nos enseña a renunciar a la perversidad y a las lujurias mundanas,[10] y a vivir ahora en este tiempo una vida con dominio propio, Kadosh y poderosa;

Ver Capítulo

Tito 2:12 - Nueva Traducción Viviente

Y se nos instruye a que nos apartemos de la vida mundana y de los placeres pecaminosos. En este mundo maligno, debemos vivir con sabiduría, justicia y devoción a Dios,

Ver Capítulo

Tito 2:12 - La Biblia del Oso  RV1569

Enſeñandonos que renunciando à la impiedad y àlos deßeos del ſiglo, biuamos en eſte ſiglo templada, y juſta, y piamente:

Ver Capítulo

Tito 2:12 - Reina Valera Antigua 1602

Enseñándonos que, renunciando á la impiedad y á los deseos mundanos, vivamos en este siglo templada, y justa, y píamente,

Ver Capítulo