Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Santiago 3:6 - Reina Valera 1960

Santiago 3:6

Y la lengua es un fuego, un mundo de maldad. La lengua está puesta entre nuestros miembros, y contamina todo el cuerpo, e inflama la rueda de la creación, y ella misma es inflamada por el infierno.

Ver Capítulo

Santiago 3:6 - Traducción en Lenguaje Actual

Las palabras que decimos con nuestra lengua son como el fuego. Nuestra lengua tiene mucho poder para hacer el mal. Puede echar a perder toda nuestra vida, y hacer que nos quememos en el infierno.

Ver Capítulo

Santiago 3:6 - Nueva Version Internacional

También la lengua es un fuego, un mundo de maldad. Siendo uno de nuestros órganos, contamina todo el cuerpo y, encendida por el infierno,* prende a su vez fuego a todo el curso de la vida.

Ver Capítulo

Santiago 3:6 - Biblia de las Americas

Y la lengua es un fuego, un mundo de iniquidad. La lengua está puesta entre nuestros miembros, la cual contamina todo el cuerpo, es encendida por el infierno e inflama el curso de nuestra vida.

Ver Capítulo

Santiago 3:6 - Dios habla hoy

Y la lengua es un fuego. Es un mundo de maldad puesto en nuestro cuerpo, que contamina a toda la persona. Está encendida por el infierno mismo, y a su vez hace arder todo el curso de la vida.

Ver Capítulo

Santiago 3:6 - Nueva Traducción Viviente

Y la lengua es una llama de fuego. Es un mundo entero de maldad que corrompe todo el cuerpo. Puede incendiar toda la vida, porque el infierno mismo la enciende.*

Ver Capítulo

Santiago 3:6 - Palabra de Dios para Todos

La lengua es como la chispa que prende el fuego. De todas las partes del cuerpo, la lengua es todo un mundo de maldad, contamina todo el cuerpo. La lengua incendia todo el curso de nuestra vida y sus llamas vienen del mismo infierno.

Ver Capítulo

Santiago 3:6 - Biblia de Jerusalén 1998

La lengua es también fuego, es un mundo de iniquidad; la lengua, que es uno de nuestros miembros, contamina todo el cuerpo y, encendida por la gehenna, prende fuego a la rueda de la vida desde sus comienzos.

Ver Capítulo

Santiago 3:6 - Kadosh Israelita Mesiánica

Sí, la lengua es un fuego, un mundo de perversidad. La lengua está así puesta en nuestros cuerpos y deshonra a todos los otros miembros, incendiando todas nuestras vidas; y es incendiada por el mismo Guei-Hinnom.

Ver Capítulo