A PHP Error was encountered

Severity: Notice

Message: Undefined index: HTTP_ACCEPT_LANGUAGE

Filename: core/MY_Lang.php

Line Number: 96

A PHP Error was encountered

Severity: Warning

Message: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/tuengoogles/public_html/system/core/Exceptions.php:185)

Filename: libraries/Session.php

Line Number: 675

Santiago 3:3 RV1960 - He aquí nosotros ponemos freno en la boca de los caballos para que nos obedezcan, y dirigimos así…
x
Biblia Todo Logo

Biblia Online


Santiago 3:3 - Reina Valera 1960

Santiago 3:3

He aquí nosotros ponemos freno en la boca de los caballos para que nos obedezcan, y dirigimos así todo su cuerpo.

Ver Capítulo

Santiago 3:3 - Traducción en Lenguaje Actual

Al caballo podemos dominarlo, y hacer que nos obedezca, si le ponemos un freno en la boca.

Ver Capítulo

Santiago 3:3 - Nueva Version Internacional

Cuando ponemos freno en la boca de los caballos para que nos obedezcan, podemos controlar todo el animal.

Ver Capítulo

Santiago 3:3 - Nueva Versión Internacional 1999

Cuando ponemos freno en la boca de los caballos para que nos obedezcan, podemos controlar todo el animal.

Ver Capítulo

Santiago 3:3 - Biblia de las Americas

Ahora bien, si ponemos el freno en la boca de los caballos para que nos obedezcan, dirigimos también todo su cuerpo.

Ver Capítulo

Santiago 3:3 - Dios habla hoy

Cuando ponemos freno en la boca a los caballos para que nos obedezcan, controlamos todo su cuerpo.

Ver Capítulo

Santiago 3:3 - Kadosh Israelita Mesiánica

Si ponemos un freno en la boca del caballo para hacer que obedezca, también controlamos todo su cuerpo.

Ver Capítulo

Santiago 3:3 - Nueva Traducción Viviente

Podemos hacer que un caballo vaya adonde queramos si le ponemos un pequeño freno en la boca.

Ver Capítulo

Santiago 3:3 - La Biblia del Oso  RV1569

Heaqui, noſotros ponemos à los cauallos frenos en las bocas paraque nos obedezcan, y gouernamos todo ſu cuerpo.

Ver Capítulo

Santiago 3:3 - Reina Valera Antigua 1602

He aquí nosotros ponemos frenos en las bocas de los caballos para que nos obedezcan, y gobernamos todo su cuerpo.

Ver Capítulo