Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Salmos 42:4 - Reina Valera 1960

Salmos 42:4

Me acuerdo de estas cosas, y derramo mi alma dentro de mí; De cómo yo fui con la multitud, y la conduje hasta la casa de Dios, Entre voces de alegría y de alabanza del pueblo en fiesta.

Ver Capítulo

Salmos 42:4 - Traducción en Lenguaje Actual

Cuando me acuerdo de esto, me invade el sufrimiento; recuerdo cuando iba camino hacia tu templo guiando multitudes; recuerdo las grandes fiestas, y los gritos de alegría cuando tu pueblo te alababa.

Ver Capítulo

Salmos 42:4 - Nueva Version Internacional

Recuerdo esto y me deshago en llanto: yo solía ir con la multitud, y la conducía a la casa de Dios. hacíamos gran celebración.

Ver Capítulo

Salmos 42:4 - Biblia de las Americas

Me acuerdo de estas cosas y derramo mi alma dentro de mí; de cómo iba yo con la multitud y la guiaba hasta la casa de Dios, con voz de alegría y de acción de gracias, con la muchedumbre en fiesta.

Ver Capítulo

Salmos 42:4 - Dios habla hoy

Cuando pienso en estas cosas, doy rienda suelta a mi dolor. Recuerdo cuando yo iba con la gente, conduciéndola al templo de Dios entre gritos de alegría y gratitud. ¡Qué gran fiesta entonces!

Ver Capítulo

Salmos 42:4 - Nueva Traducción Viviente

Se me destroza el corazón al recordar cómo solían ser las cosas: yo caminaba entre la multitud de adoradores, encabezaba una gran procesión hacia la casa de Dios, cantando de alegría y dando gracias en medio del sonido de una gran celebración.

Ver Capítulo

Salmos 42:4 - Palabra de Dios para Todos

Mi corazón se destroza cuando recuerdo esto. Me acuerdo de cuando guiaba a las multitudes a la casa de Dios, de las alegres canciones de alabanza y agradecimiento de las multitudes en fiesta.

Ver Capítulo

Salmos 42:4 - Biblia de Jerusalén 1998

Son mis lágrimas mi pan de día y de noche, cuando me dicen todo el día: "¿Dónde está tu Dios?".

Ver Capítulo

Salmos 42:4 - Kadosh Israelita Mesiánica

Cuando me acuerdo de esto, derramaba mi ruaj en mí, porque iré al lugar de tu maravilloso Tabernáculo, aun a la Casa de Elohim, con una voz de exultación y acciones de gracias, y el sonido de aquellos que observan la festividad.

Ver Capítulo