Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Romanos 8:32 - Reina Valera 1960

Romanos 8:32

El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas?

Ver Capítulo

Romanos 8:32 - Traducción en Lenguaje Actual

Dios no nos negó ni siquiera a su propio Hijo, sino que lo entregó por nosotros, así que también nos dará junto con él todas las cosas.

Ver Capítulo

Romanos 8:32 - Nueva Version Internacional

El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no habrá de darnos generosamente, junto con él, todas las cosas?

Ver Capítulo

Romanos 8:32 - Biblia de las Americas

El que no eximió ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos concederá también con El todas las cosas?

Ver Capítulo

Romanos 8:32 - Dios habla hoy

Si Dios no nos negó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó a la muerte por todos nosotros, ¿cómo no habrá de darnos también, junto con su Hijo, todas las cosas?

Ver Capítulo

Romanos 8:32 - Nueva Traducción Viviente

Si Dios no se guardó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿no nos dará también todo lo demás?

Ver Capítulo

Romanos 8:32 - Palabra de Dios para Todos

Dios llegó incluso a permitir que su propio Hijo muriera por nosotros. Con toda seguridad nos dará junto con su Hijo todo lo que tiene.

Ver Capítulo

Romanos 8:32 - Biblia de Jerusalén 1998

El que no perdonó ni a su propio Hijo, antes bien le entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará con él graciosamente todas las cosas?

Ver Capítulo

Romanos 8:32 - Kadosh Israelita Mesiánica

El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino lo dio por todos nosotros, sería posible que habiendo dado a su hijo, ¿no nos daría todo lo demás también?

Ver Capítulo