Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Romanos 16:5 - Reina Valera 1960

Romanos 16:5

Saludad también a la iglesia de su casa. Saludad a Epeneto, amado mío, que es el primer fruto de Acaya para Cristo.

Ver Capítulo

Romanos 16:5 - Traducción en Lenguaje Actual

Saluden de mi parte a los miembros de la iglesia que se reúne en la casa de ellos. Saluden a mi querido amigo Epéneto, que en la provincia de Asia fue el primero en aceptar a Cristo como su salvador.

Ver Capítulo

Romanos 16:5 - Nueva Version Internacional

Saluden igualmente a la iglesia que se reúne en la casa de ellos. Saluden a mi querido hermano Epeneto, el primer convertido a Cristo en la provincia de Asia.*

Ver Capítulo

Romanos 16:5 - Biblia de las Americas

Saludad también a la iglesia que está en su casa. Saludad a mi querido hermano Epeneto, que es el primer convertido a Cristo en Asia.

Ver Capítulo

Romanos 16:5 - Dios habla hoy

Saluden igualmente a la iglesia que se reúne en casa de Prisca y Áquila. Saluden a mi querido amigo Epéneto, que en la provincia de Asia fue el primer creyente en Cristo.

Ver Capítulo

Romanos 16:5 - Nueva Traducción Viviente

Den también mis saludos a la iglesia que se reúne en el hogar de ellos. Saluden a mi querido amigo Epeneto. Él fue el primero de toda la provincia de Asia que se convirtió en seguidor de Cristo.

Ver Capítulo

Romanos 16:5 - Palabra de Dios para Todos

Saluden también a la iglesia que se reúne en casa de Prisca y Aquila. Saluden a mi estimado hermano Epeneto, que fue el primero en seguir a Cristo en Asia.

Ver Capítulo

Romanos 16:5 - Biblia de Jerusalén 1998

saludad también a la iglesia que se reúne en su casa. Saludad a mi querido Epéneto, primicias del Asia para Cristo.

Ver Capítulo

Romanos 16:5 - Kadosh Israelita Mesiánica

Y den mi saludo a la Asamblea que se reúne en su casa. Den mis saludos a mi querido amigo Epéneto quien fue la primera persona en la provincia de Asia en poner su confianza en el Mashíaj.

Ver Capítulo