Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Oseas 2:12 - Reina Valera 1960

Oseas 2:12

Y haré talar sus vides y sus higueras, de las cuales dijo: Mi salario son, salario que me han dado mis amantes. Y las reduciré a un matorral, y las comerán las bestias del campo.

Ver Capítulo

Oseas 2:12 - Traducción en Lenguaje Actual

»Ella siempre presume de las muchas higueras y viñas que le han regalado sus amantes; pero yo las voy a destruir y las convertiré en matorrales; ¡los animales salvajes las devorarán!

Ver Capítulo

Oseas 2:12 - Nueva Version Internacional

Devastaré sus vides y sus higueras, que consideraba la paga de sus amantes. Las convertiré en maleza, y los animales del campo acabarán con ellas.

Ver Capítulo

Oseas 2:12 - Biblia de las Americas

Devastaré sus vides y sus higueras, de las cuales decía ella: "Son la paga que mis amantes me han dado." Y las convertiré en matorral, y las devorarán las bestias del campo.

Ver Capítulo

Oseas 2:12 - Dios habla hoy

Destruiré sus viñas y sus higueras, de las que ella decía: 'Esta es la paga que me dieron mis amantes. ' Las convertiré en un matorral, y se las comerán los animales salvajes.

Ver Capítulo

Oseas 2:12 - Nueva Traducción Viviente

Destruiré sus vides y sus higueras, las cuales, según ella, le dieron sus amantes. Dejaré que crezcan hasta que se conviertan en espesos matorrales de los que sólo los animales salvajes comerán su fruto.

Ver Capítulo

Oseas 2:12 - Palabra de Dios para Todos

Destruiré sus viñas y sus higueras. Ella decía: “Estos son regalos que me han dado mis amantes”. Ahora yo convertiré sus jardines en un bosque silvestre y los animales salvajes comerán sus frutos.

Ver Capítulo

Oseas 2:12 - Biblia de Jerusalén 1998

Y ahora descubriré su vergüenza a los ojos de sus amantes, y nadie la librará de mi mano.

Ver Capítulo

Oseas 2:12 - Kadosh Israelita Mesiánica

Yo destrozaré sus viñas y sus higueras, ° de las cuales ella dice: "Estos son mis jornales que mis amantes me han dado." Pero los convertiré en testimonio, y los animales salvajes, y las aves del cielo, y los reptiles de la tierra se los devorarán.

Ver Capítulo