x
Biblia Todo Logo

Biblia Online

Anuncios


Oseas 13:4 - Reina Valera 1960

Oseas 13:4

Mas yo soy Jehová tu Dios desde la tierra de Egipto; no conocerás, pues, otro dios fuera de mí, ni otro salvador sino a mí.

Ver Capítulo

Oseas 13:4 - Traducción en Lenguaje Actual

Dios le dijo a su pueblo: «Israel, yo soy tu Dios; no tienes otro salvador. Yo he sido tu único Dios desde que estabas en Egipto.

Ver Capítulo

Oseas 13:4 - Nueva Version Internacional

"Pero yo soy el Señor tu Dios desde que estabas en Egipto. No conocerás[2] a otro Dios fuera de mí, ni a otro Salvador que no sea yo.

Ver Capítulo

Oseas 13:4 - Nueva Versión Internacional 1999

«Pero yo soy el Señor tu Dios desde que estabas en Egipto. No conocerás[g] a otro Dios fuera de mí, ni a otro Salvador que no sea yo.

Ver Capítulo

Oseas 13:4 - Biblia de las Americas

Mas yo he sido el SEÑOR tu Dios desde la tierra de Egipto; no reconocerás a otro dios fuera de mí, pues no hay más salvador que yo.

Ver Capítulo

Oseas 13:4 - Dios habla hoy

Dice el Señor: "Yo, el Señor, soy tu Dios desde que estabas en Egipto: No reconozcas como Dios a nadie sino a mí, pues solo yo soy tu salvador.

Ver Capítulo

Oseas 13:4 - Kadosh Israelita Mesiánica

Pero Yo soy YAHWEH tu Elohim, ° [que establece los cielos y crea la tierra, cuyas manos han formado todo el ejército del cielo, pero no te los enseñé a ti, para que no fueras tras ellos] [69] y Yo te traje desde la tierra de Mitzrayim; y tú no conocerás ningún Elohim fuera de mí ningún Salvador aparte de Mí. °

Ver Capítulo

Oseas 13:4 - Nueva Traducción Viviente

«He sido el SEÑOR tu Dios desde que te saqué de Egipto. No debes reconocer a ningún otro Dios aparte de mí, porque no hay otro salvador.

Ver Capítulo

Oseas 13:4 - La Biblia del Oso  RV1569

Mas yo ſoy Iehoua tu Dios deſde la tierra de Egypto: portanto no conocerás otro Dios fuera de mi: ni otro ſaluador ſi no à mi.

Ver Capítulo

Oseas 13:4 - Reina Valera Antigua 1602

Mas yo soy Jehová tu Dios desde la tierra de Egipto: no conocerás pues Dios fuera de mí, ni otro Salvador sino á mí.

Ver Capítulo