Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Mateo 26:39 - Reina Valera 1960

Mateo 26:39

Yendo un poco adelante, se postró sobre su rostro, orando y diciendo: Padre mío, si es posible, pase de mí esta copa; pero no sea como yo quiero, sino como tú.

Ver Capítulo

Mateo 26:39 - Traducción en Lenguaje Actual

Jesús se alejó un poco de ellos, se arrodilló hasta tocar el suelo con la frente, y oró a Dios: «Padre, ¡cómo deseo que me libres de este sufrimiento! Pero no será lo que yo quiera, sino lo que quieras tú.»

Ver Capítulo

Mateo 26:39 - Nueva Version Internacional

Yendo un poco más allá, se postró sobre su rostro y oró: "Padre mío, si es posible, no me hagas beber este trago amargo.* Pero no sea lo que yo quiero, sino lo que quieres tú."

Ver Capítulo

Mateo 26:39 - Biblia de las Americas

Y adelantándose un poco, cayó sobre su rostro, orando y diciendo: Padre mío, si es posible, que pase de mí esta copa; pero no sea como yo quiero, sino como tú quieras .

Ver Capítulo

Mateo 26:39 - Dios habla hoy

En seguida Jesús se fue un poco más adelante, se inclinó hasta tocar el suelo con la frente, y oró diciendo: "Padre mío, si es posible, líbrame de este trago amargo; pero que no se haga lo que yo quiero, sino lo que quieres tú."[12]

Ver Capítulo

Mateo 26:39 - Nueva Traducción Viviente

Él se adelantó un poco más y se inclinó rostro en tierra mientras oraba: «¡Padre mío! Si es posible, que pase de mí esta copa de sufrimiento. Sin embargo, quiero que se haga tu voluntad, no la mía».

Ver Capítulo

Mateo 26:39 - Palabra de Dios para Todos

Caminó un poco y se inclinó con el rostro hacia el suelo y comenzó a orar. Él decía: "Padre mío, si es posible, no me dejes tomar este trago amargo. Sin embargo, no hagas lo que yo quiero, sino lo que tú quieres".

Ver Capítulo

Mateo 26:39 - Biblia de Jerusalén 1998

Y adelantándose un poco, cayó rostro en tierra, y suplicaba así: "Padre mío, si es posible, que pase de mí esta copa, pero no sea como yo quiero, sino como quieres tú."

Ver Capítulo

Mateo 26:39 - Kadosh Israelita Mesiánica

Avanzando un poco más adelante, cayó de rodillas sobre su rostro, orando: "Mi Padre, si es posible, ¡líbrame de esta copa, sin embargo - no lo que mi voluntad, sino Tu voluntad!"

Ver Capítulo