x
Biblia Todo Logo

Biblia Online



Marcos 1:34 - Reina Valera 1960

Marcos 1:34

Y sanó a muchos que estaban enfermos de diversas enfermedades, y echó fuera muchos demonios; y no dejaba hablar a los demonios, porque le conocían.

Ver Capítulo

Marcos 1:34 - Traducción en Lenguaje Actual

Allí Jesús sanó a mucha gente que tenía diferentes enfermedades, y también expulsó a muchos demonios. Pero no dejaba hablar a esos demonios, porque ellos lo conocían.

Ver Capítulo

Marcos 1:34 - Nueva Version Internacional

Jesús sanó a muchos que padecían de diversas enfermedades. También expulsó a muchos demonios, pero no los dejaba hablar porque sabían quién era él.

Ver Capítulo

Marcos 1:34 - Nueva Versión Internacional 1999

Jesús sanó a muchos que padecían de diversas enfermedades. También expulsó a muchos demonios, pero no los dejaba hablar porque sabían quién era él.

Ver Capítulo

Marcos 1:34 - Biblia de las Americas

Y sanó a muchos que estaban enfermos de diversas enfermedades, y expulsó muchos demonios; y no dejaba hablar a los demonios, porque ellos sabían quién era El.

Ver Capítulo

Marcos 1:34 - Dios habla hoy

Jesús sanó de toda clase de enfermedades a mucha gente, y expulsó a muchos demonios; pero no dejaba que los demonios hablaran, porque ellos lo conocían.

Ver Capítulo

Marcos 1:34 - Kadosh Israelita Mesiánica

Sanó a muchos que estaban enfermos de diversas dolencias y echó fuera muchos demonios; pero no permitió a los demonios hablar, porque sabían quién El era.

Ver Capítulo

Marcos 1:34 - Nueva Traducción Viviente

Entonces Jesús sanó a mucha gente que padecía de diversas enfermedades y expulsó a muchos demonios. Pero, como los demonios sabían quién era él, no los dejó hablar.

Ver Capítulo

Marcos 1:34 - La Biblia del Oso  RV1569

Y ſanó à muchos que eſtauan enfermos de diuerſas enfermedades: y echó fuera muchos demonios: y no dexaua dezir à los demonios que lo conocian.

Ver Capítulo

Marcos 1:34 - Reina Valera Antigua 1602

Y sanó á muchos que estaban enfermos de diversas enfermedades, y echó fuera muchos demonios; y no dejaba decir á los demonios que le conocían.

Ver Capítulo