Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Lucas 4:41 - Reina Valera 1960

Lucas 4:41

También salían demonios de muchos, dando voces y diciendo: Tú eres el Hijo de Dios. Pero él los reprendía y no les dejaba hablar, porque sabían que él era el Cristo.

Ver Capítulo

Lucas 4:41 - Traducción en Lenguaje Actual

Los demonios que salían de la gente gritaban: —¡Tú eres el Hijo de Dios! Pero Jesús reprendía a los demonios y no los dejaba hablar, porque ellos sabían que él era el Mesías.

Ver Capítulo

Lucas 4:41 - Nueva Version Internacional

Además, de muchas personas salían demonios que gritaban: "¡Tú eres el Hijo de Dios!" Pero él los reprendía y no los dejaba hablar porque sabían que él era el Cristo.

Ver Capítulo

Lucas 4:41 - Biblia de las Americas

También de muchos salían demonios, gritando y diciendo: ¡Tú eres el Hijo de Dios! Pero, reprendiéndolos, no les permitía hablar, porque sabían que El era el Cristo.

Ver Capítulo

Lucas 4:41 - Dios habla hoy

De muchos enfermos también salieron demonios, que gritaban: –¡Tú eres el Hijo de Dios! Pero Jesús reprendía a los demonios y no los dejaba hablar, porque sabían que él era el Mesías.

Ver Capítulo

Lucas 4:41 - Nueva Traducción Viviente

Muchos estaban poseídos por demonios, los cuales salieron a su orden gritando: «¡Eres el Hijo de Dios!». Pero, como ellos sabían que él era el Mesías, los reprendió y no los dejó hablar.

Ver Capítulo

Lucas 4:41 - Palabra de Dios para Todos

También de muchos de ellos salieron demonios que gritaban: "Tú eres el Hijo de Dios". Sin embargo, Jesús reprendía a los demonios y no los dejaba hablar porque ellos sabían que Jesús era el Cristo.

Ver Capítulo

Lucas 4:41 - Biblia de Jerusalén 1998

Salían también demonios de muchos, gritando y diciendo: "Tú eres el Hijo de Dios." Pero él les conminaba y no les permitía hablar, porque sabían que él era el Cristo.

Ver Capítulo

Lucas 4:41 - Kadosh Israelita Mesiánica

También de muchos salieron demonios gritando: "¡Tú eres el Hijo de Elohim!" Pero El los reprendía y no les permitía decir que sabían que El era el Mashíaj.

Ver Capítulo