Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Levítico 10:1 - Reina Valera 1960

Levítico 10:1

Nadab y Abiú, hijos de Aarón, tomaron cada uno su incensario, y pusieron en ellos fuego, sobre el cual pusieron incienso, y ofrecieron delante de Jehová fuego extraño, que él nunca les mandó.

Ver Capítulo

Levítico 10:1 - Traducción en Lenguaje Actual

Nadab y Abihú, que eran hijos de Aarón, tomaron sus hornillos y quemaron incienso en ellos. Pero no lo hicieron como Dios lo había ordenado,

Ver Capítulo

Levítico 10:1 - Nueva Version Internacional

Pero Nadab y Abiú, hijos de Aarón, tomaron cada uno su incensario y, poniendo en ellos fuego e incienso, ofrecieron ante el Señor un fuego que no tenían por qué ofrecer, pues él no se lo había mandado.

Ver Capítulo

Levítico 10:1 - Biblia de las Americas

Nadab y Abiú, hijos de Aarón, tomaron sus respectivos incensarios, y después de poner fuego en ellos y echar incienso sobre él, ofrecieron delante del SEÑOR fuego extraño, que El no les había ordenado.

Ver Capítulo

Levítico 10:1 - Dios habla hoy

Nadab y Abihú, hijos de Aarón, tomaron cada uno su brasero, pusieron lumbre e incienso en ellos y ofrecieron ante el Señor un fuego extraño que él no les había ordenado.

Ver Capítulo

Levítico 10:1 - Nueva Traducción Viviente

Nadab y Abiú, hijos de Aarón, pusieron carbones encendidos en sus incensarios y encima esparcieron incienso. De esta manera, desobedecieron al SEÑOR al quemar ante él un fuego equivocado, diferente al que él había ordenado.

Ver Capítulo

Levítico 10:1 - Palabra de Dios para Todos

Nadab y Abiú, hijos de Aarón, tomaron cada uno un brasero, pusieron en ellos incienso y fuego, y ofrecieron al Señor un fuego extraño que él no les había ordenado usar.

Ver Capítulo

Levítico 10:1 - Biblia de Jerusalén 1998

Nadab y Abihú, hijos de Aarón, tomaron cada uno su incensario, les pusieron fuego, les echaron incienso y ofrecieron ante Yahvé un fuego profano, que él no les había mandado.

Ver Capítulo

Levítico 10:1 - Kadosh Israelita Mesiánica

Pero Nadav y Avihu, los dos hijos de Aharon, cada uno tomó su incensario, pusieron fuego en él, pusieron incienso en él, y ofrecieron fuego extraño delante de YAHWEH, algo que YAHWEH no les había ordenado hacer.[19]

Ver Capítulo