x
Biblia Todo Logo

Biblia Online



Juan 17:21 - Reina Valera 1960

Juan 17:21

para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste.

Ver Capítulo

Juan 17:21 - Traducción en Lenguaje Actual

Te pido que se mantengan unidos entre ellos, y que así como tú y yo estamos unidos, también ellos se mantengan unidos a nosotros. Así la gente de este mundo creerá que tú me enviaste.

Ver Capítulo

Juan 17:21 - Nueva Version Internacional

para que todos sean uno. Padre, así como tú estás en mí y yo en ti, permite que ellos también estén en nosotros, para que el mundo crea que tú me has enviado.

Ver Capítulo

Juan 17:21 - Nueva Versión Internacional 1999

para que todos sean uno. Padre, así como tú estás en mí y yo en ti, permite que ellos también estén en nosotros, para que el mundo crea que tú me has enviado.

Ver Capítulo

Juan 17:21 - Biblia de las Americas

para que todos sean uno. Como tú, oh Padre, estás en mí y yo en ti, que también ellos estén en nosotros, para que el mundo crea que tú me enviaste.

Ver Capítulo

Juan 17:21 - Dios habla hoy

Te pido que todos ellos estén unidos; que como tú, Padre, estás en mí y yo en ti, también ellos estén en nosotros, para que el mundo crea que tú me enviaste.

Ver Capítulo

Juan 17:21 - Kadosh Israelita Mesiánica

para que todos puedan ser uno, así como Tú, Padre, estás unido a mí y Yo contigo, oro que ellos puedan estar unidos con nosotros, para que el mundo pueda creer que Tú me enviaste.

Ver Capítulo

Juan 17:21 - Nueva Traducción Viviente

Te pido que todos sean uno, así como tú y yo somos uno, es decir, como tú estás en mí, Padre, y yo estoy en ti. Y que ellos estén en nosotros, para que el mundo crea que tú me enviaste.

Ver Capítulo

Juan 17:21 - La Biblia del Oso  RV1569

Para que todos ſean vna coſa, como tu, o Padre, en mi, y yo en ti: que tambien ellos en nos ſean vna coſa: para que el mundo crea que tu me embiaſte.

Ver Capítulo

Juan 17:21 - Reina Valera Antigua 1602

Para que todos sean una cosa; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean en nosotros una cosa: para que el mundo crea que tú me enviaste.

Ver Capítulo