x
Biblia Todo Logo

Biblia Online

Anuncios


Jeremías 4:20 - Reina Valera 1960

Jeremías 4:20

Quebrantamiento sobre quebrantamiento es anunciado; porque toda la tierra es destruida; de repente son destruidas mis tiendas, en un momento mis cortinas.

Ver Capítulo

Jeremías 4:20 - Traducción en Lenguaje Actual

Tras un desastre viene otro, y el país va quedando en ruinas. De repente me he quedado sin casa, pues mis campamentos fueron destruidos.

Ver Capítulo

Jeremías 4:20 - Nueva Version Internacional

Un desastre llama a otro desastre; todo el país está devastado. las carpas y los pabellones donde habito.

Ver Capítulo

Jeremías 4:20 - Nueva Versión Internacional 1999

Un desastre llama a otro desastre; todo el país está devastado. De repente fueron destruidos las carpas y los pabellones donde habito.

Ver Capítulo

Jeremías 4:20 - Biblia de las Americas

Desastre sobre desastre se anuncia, porque es arrasada toda la tierra; de repente son arrasadas mis tiendas, en un instante mis cortinas.

Ver Capítulo

Jeremías 4:20 - Dios habla hoy

Llegan noticias de continuos desastres; todo el país está en ruinas. De repente han sido destruidos mis campamentos, han quedado deshechas mis tiendas de campaña.

Ver Capítulo

Jeremías 4:20 - Kadosh Israelita Mesiánica

¡Las noticias son desastre sobre desastre! ° ¡Toda La Tierra está arruinada! Mis tiendas de repente están destruidas, las cortinas de mi tienda rasgadas en dos. °

Ver Capítulo

Jeremías 4:20 - Nueva Traducción Viviente

Olas de destrucción cubren la tierra, hasta dejarla en completa desolación. Súbitamente mis carpas son destruidas; de repente mis refugios son demolidos.

Ver Capítulo

Jeremías 4:20 - La Biblia del Oso  RV1569

Quebrantamiento ſobre quebrantamiento es llamado, porque toda la tierra es deſtruyda: en vn punto ſon deſtruydas mis tiendas, en vn momento mis cortinas.

Ver Capítulo

Jeremías 4:20 - Reina Valera Antigua 1602

Quebrantamiento sobre quebrantamiento es llamado; porque toda la tierra es destruída: en un punto son destruídas mis tiendas, en un momento mis cortinas.

Ver Capítulo