x
Biblia Todo Logo

Biblia Online



Jeremías 24:3 - Reina Valera 1960

Jeremías 24:3

Y me dijo Jehová: ¿Qué ves tú, Jeremías? Y dije: Higos; higos buenos, muy buenos; y malos, muy malos, que de malos no se pueden comer.

Ver Capítulo

Jeremías 24:3 - Traducción en Lenguaje Actual

Dios me preguntó: «Jeremías, ¿qué es lo que ves?» Yo le contesté: «Veo dos clases de higos. Unos están muy buenos, pero los otros están tan malos que no se pueden comer».

Ver Capítulo

Jeremías 24:3 - Nueva Version Internacional

Entonces el Señor me preguntó: "¿Qué ves, Jeremías?" Yo respondí: "Veo higos. Unos están muy buenos, pero otros están tan malos que no se pueden comer."

Ver Capítulo

Jeremías 24:3 - Nueva Versión Internacional 1999

Entonces el Señor me preguntó: «¿Qué ves, Jeremías?» Yo respondí: «Veo higos. Unos están muy buenos, pero otros están tan malos que no se pueden comer.»

Ver Capítulo

Jeremías 24:3 - Biblia de las Americas

Entonces el SEÑOR me dijo: ¿Qué ves, Jeremías? Y dije: Higos; los higos buenos son muy buenos, y los malos, muy malos, que de podridos no se pueden comer.

Ver Capítulo

Jeremías 24:3 - Dios habla hoy

y el Señor me preguntó: "Jeremías, ¿qué ves?" yo respondí: "Higos. Los buenos son muy buenos; pero los malos son tan malos que no se pueden comer."

Ver Capítulo

Jeremías 24:3 - Kadosh Israelita Mesiánica

Entonces YAHWEH me preguntó: "Yirmeyah, ¿qué es lo que ves?" Yo respondí: "Higos – los buenos son muy buenos, pero los malos son tan malos, que no se pueden comer." °

Ver Capítulo

Jeremías 24:3 - Nueva Traducción Viviente

Entonces el SEÑOR me preguntó: —¿Qué ves, Jeremías? —Higos —contesté—, algunos muy buenos y otros muy malos, tan podridos que no pueden comerse.

Ver Capítulo

Jeremías 24:3 - La Biblia del Oso  RV1569

Y dixome Iehouá: Que vees tu Ieremias? Y dixe, Higos, higos buenos, muy buenos, y malos, muy malos, que de malos no ſe pueden comer.

Ver Capítulo

Jeremías 24:3 - Reina Valera Antigua 1602

Y díjome Jehová: ¿Qué ves tú, Jeremías? Y dije: Higos, higos buenos, muy buenos; y malos, muy malos, que de malos no se pueden comer.

Ver Capítulo