Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Isaías 50:2 - Reina Valera 1960

Isaías 50:2

¿Por qué cuando vine, no hallé a nadie, y cuando llamé, nadie respondió? ¿Acaso se ha acortado mi mano para no redimir? ¿No hay en mí poder para librar? He aquí que con mi reprensión hago secar el mar; convierto los ríos en desierto; sus peces se pudren por falta de agua, y mueren de sed.

Ver Capítulo

Isaías 50:2 - Traducción en Lenguaje Actual

Ver Capítulo

Isaías 50:2 - Nueva Version Internacional

¿Por qué no había nadie cuando vine? ¿Por qué nadie respondió cuando llamé? ¿Tan corta es mi mano que no puede rescatar? ¿Me falta acaso fuerza para liberarlos? Yo seco el mar con una simple reprensión, y convierto los ríos en desierto; por falta de agua sus peces se pudren y se mueren de sed.

Ver Capítulo

Isaías 50:2 - Biblia de las Americas

¿Por qué cuando vine no había nadie, y cuando llamé no había quien respondiera? ¿Acaso es tan corta mi mano que no puede rescatar, o no tengo poder para librar? He aquí, con mi reprensión seco el mar, convierto los ríos en desierto; sus peces hieden por falta de agua, mueren de sed.

Ver Capítulo

Isaías 50:2 - Dios habla hoy

¿Por qué, cuando yo vine, no encontré a nadie? ¿Por qué, cuando llamé, nadie me contestó? ¿Creyeron acaso que yo no era capaz de rescatarlos? ¿Creyeron acaso que no podía libertarlos? Basta una orden mía para que se seque el mar y los ríos se conviertan en desierto; para que los peces se mueran de sed y se pudran por falta de agua.

Ver Capítulo

Isaías 50:2 - Nueva Traducción Viviente

¿Por qué no había nadie cuando vine? ¿Por qué nadie respondió cuando llamé? ¿Se debe a que no tengo poder para rescatar? ¡No, no es esa la razón! ¡Pues yo puedo hablarle al mar y hacer que se seque! Puedo convertir los ríos en desiertos llenos de peces muertos.

Ver Capítulo

Isaías 50:2 - Palabra de Dios para Todos

¿Por qué no había nadie cuando yo llegué? ¿Por qué nadie contestó a mi llamado? ¿Es mi brazo tan corto que no es capaz de salvarlos? ¿Es que no tengo fuerzas para rescatarlos? Yo sequé el mar con una orden, y convertí los ríos en desiertos. Los peces se asfixiaron por falta de agua, y murieron de sed.

Ver Capítulo

Isaías 50:2 - Biblia de Jerusalén 1998

¿Por qué cuando he venido no había nadie, cuando he llamado no hubo quien respondiera? ¿Acaso se ha vuelto mi mano demasiado corta para rescatar, o quizá no habrá en mí vigor para salvar? He aquí que con un gesto seco el mar, convierto los ríos en desierto; quedan en seco sus peces por falta de agua y mueren de sed.

Ver Capítulo

Isaías 50:2 - Kadosh Israelita Mesiánica

¿Por qué no había nadie aquí cuando vine? ° ¿Por qué, cuando llamé, nadie respondió? ¿Es mi brazo muy corto para redimir? ° ¿Tengo Yo muy poco poder para salvar? ° Con mi reprensión Yo seco el mar; ° Yo convierto los ríos en desiertos, ° sus peces se pudren por falta de agua y mueren de sed. °

Ver Capítulo