Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Hechos 5:34 - Reina Valera 1960

Hechos 5:34

Entonces levantándose en el concilio un fariseo llamado Gamaliel, doctor de la ley, venerado de todo el pueblo, mandó que sacasen fuera por un momento a los apóstoles,

Ver Capítulo

Hechos 5:34 - Traducción en Lenguaje Actual

Pero un fariseo llamado Gamaliel ordenó que sacaran a los apóstoles por un momento. Gamaliel era maestro de la Ley, y los judíos lo respetaban mucho,

Ver Capítulo

Hechos 5:34 - Nueva Version Internacional

Pero un fariseo llamado Gamaliel, maestro de la ley muy respetado por todo el pueblo, se puso de pie en el Consejo y mandó que hicieran salir por un momento a los apóstoles.

Ver Capítulo

Hechos 5:34 - Biblia de las Americas

Pero cierto fariseo llamado Gamaliel, maestro de la ley, respetado por todo el pueblo, se levantó en el concilio y ordenó que sacaran fuera a los hombres por un momento.

Ver Capítulo

Hechos 5:34 - Dios habla hoy

Pero entre aquellas autoridades había un fariseo llamado Gamaliel, que era un maestro de la ley muy respetado por el pueblo. Este se puso de pie y mandó que por un momento sacaran de allí a los apóstoles.

Ver Capítulo

Hechos 5:34 - Nueva Traducción Viviente

Pero uno de los miembros, un fariseo llamado Gamaliel, experto en la ley religiosa y respetado por toda la gente, se puso de pie y ordenó que sacaran de la sala del Concilio a los hombres por un momento.

Ver Capítulo

Hechos 5:34 - Palabra de Dios para Todos

En la reunión estaba un fariseo, llamado Gamaliel, maestro de la ley y respetado por todo el pueblo. Él se puso de pie y pidió que sacaran a los apóstoles de la reunión,

Ver Capítulo

Hechos 5:34 - Biblia de Jerusalén 1998

Entonces se levantó en el Sanedrín un fariseo llamado Gamaliel, doctor de la ley, con prestigio ante todo el pueblo. Mandó que hicieran salir un momento a aquellos hombres,

Ver Capítulo

Hechos 5:34 - Kadosh Israelita Mesiánica

Pero uno de los miembros del Sanhedrin se levantó en medio de ellos, un Parush llamado Gamliel, maestro de la Toráh, altamente respetado por todo el pueblo, ordenó que los hombres fueran llevados afuera por un rato.

Ver Capítulo