x

Biblia Online

Anuncios


Ezequiel 40:23 - Reina Valera 1960

Ezequiel 40:23

La puerta del atrio interior estaba enfrente de la puerta hacia el norte, y así al oriente; y midió de puerta a puerta, cien codos.

Ver Capítulo

Ezequiel 40:23 - Traducción en Lenguaje Actual

Ver Capítulo

Ezequiel 40:23 - Nueva Version Internacional

En el atrio interior había una puerta que daba a la puerta del norte, igual que en la puerta del este. El hombre midió la distancia entre las dos puertas, y era de cincuenta metros.

Ver Capítulo

Ezequiel 40:23 - Nueva Versión Internacional 1999

En el atrio interior había una puerta que daba a la puerta del norte, igual que en la puerta del este. El hombre midió la distancia entre las dos puertas, y era de cincuenta metros.

Ver Capítulo

Ezequiel 40:23 - Biblia de las Americas

El atrio interior tenía una puerta frente a la puerta del norte así como también a la puerta del oriente; y midió cien codos de puerta a puerta.

Ver Capítulo

Ezequiel 40:23 - Dios habla hoy

Tanto al oriente como al norte, frente a la entrada exterior, había otra entrada que conducía al atrio interior. El hombre midió la distancia entre las dos entradas, y era de cincuenta metros.

Ver Capítulo

Ezequiel 40:23 - Kadosh Israelita Mesiánica

Había puertas hacia el patio interior frente a las puertas que miraban al norte y este; él midió 175 pies desde cada puerta exterior hasta su correspondiente puerta interior.

Ver Capítulo

Ezequiel 40:23 - Nueva Traducción Viviente

En el lado norte, tal como en el lado oriental, había otra puerta, que conducía al atrio interior del templo, la cual estaba en dirección opuesta a esta entrada exterior. La distancia de puerta a puerta era de cincuenta y tres metros.

Ver Capítulo

Ezequiel 40:23 - La Biblia del Oso  RV1569

Y la vna puerta del patio de adẽtro eſtaua en frẽte de la otra puerta àl Norte, y àl Oriente: y midió de puerta a puerta cien cobdos.

Ver Capítulo

Ezequiel 40:23 - Reina Valera Antigua 1602

Y la puerta del atrio interior estaba enfrente de la puerta al norte; y así al oriente: y midió de puerta á puerta cien codos.

Ver Capítulo